domingo, 27 de marzo de 2016

La Paz y el pacifismo en el actual debate interno de Izquierda Unida.

"Una IU para un nuevo país. Construyendo un movimiento político y social socialista, feminista y ecologista" (ver en: http://xi-asamblea.izquierda-unida.es/)

Este nuevo documento de IU es interesante porque no olvida señalar -no podía ser de otro modo en una organización fuertemente comprometida con la solidaridad internacional- los graves problemas derivados del auge del militarismo en el mundo, así como la implicación española en los crímenes de la OTAN. Sin embargo, deja al pacifismo como una cuestión no central; es decir, el texto pivota sobre conceptos clave como "socialismo", "feminismo" y "ecologismo", pero no "pacifismo". No es un documento donde la Paz, como sí lo era en 1986 (cuando Izquierda Unida nació alrededor de las luchas sociales por la Paz y contra la OTAN: http://izquierda-unida.es/sites/default/files/1169749430050.pdf), ocupe un papel vertebrador, o especialmente inspirador, o protagonista junto a otras claves, en la nueva andadura que se pretende. Se tiene muy en cuenta la Paz, pero ya no es un concepto-guía en este nuevo documento [si salvamos el argumento general, implícito, de que la Paz y la justicia serían la consecuencia lógica del ejercicio de un socialismo pleno].

Además, no se incluyen en él cuestiones muy importantes para el movimiento por la Paz como es la Educación para la Paz y la Cultura de Paz. Este documento de Izquierda Unida, que señala el Capitalismo y el Imperialismo como causas principales de las guerras y la miseria de la mayoría del planeta, no cae en la cuenta -en mi opinión- de que del mismo modo que la sumisión de la mujer es un negativo pivote constitutivo, o fundacional, de la civilización opresiva en que vivimos, o que la explotación biocida de los recursos naturales es también un componente nuclear de nuestra realidad política, social y cultural, así la violencia y las guerras constituyen también otro fundamento constitutivo de nuestro degradado mundo.

El Capitalismo se asienta no solamente sobre las guerras -conflictos armados, guerras económicas, etc.- dirigidas por la potencia dominante de turno, sino sobre un concepto de obediencia, de correlación de fuerzas militares, de liderazgo, de cultura violenta y permanente sistema de amenazas... que definen desde hace siglos tanto los sistemas sociales como las relaciones internacionales. Las guerras, la fuerza militar, las tecnologías de exterminio masivo... son, en sí mismos, ciertamente, armas del Capitalismo, pero la extorsión sistemática, el autoritarismo estatal capaz de erigirse en ejecutor de las guerras, el patriotismo, el valor de los hombres en los campos de batalla, la violencia estructural, profunda, fundacional y primigenia, etc., todo eso es su mismo fluído sanguíneo.

Muchas veces en la historia  y más allá de la cuestión del estallido de las guerras, el poder político, la fuerza militar y el dominio ideológico se asientan sobre una determinada visión y ejercicio de la violencia; es ésta, por tanto, una cuestión muy central en los diversos sistemas sociales que han tenido lugar y, al igual que la cuestión de nuestra relación con la Naturaleza o la cuestión del género, la violencia está, por decirlo, así, cruzando de norte a sur y de este a oeste nuestra concepción y nuestro ejercicio de la política y del poder, lo mismo que nutre, para mal, regularmente, nuestra visión de la vida entera.

Un socialismo coherente para el siglo XXI no puede dejar de hacer del pacifismo un objetivo principal, definitorio y prioritario; un pacifismo que hunda sus raíces en la Noviolencia. Porque la Noviolencia -o no violencia- debería estar en la base de un socialismo coherente en un mundo donde los arsenales nucleares podrían destruir -como desde hace años- el globo terráqueo varias veces, siendo ésta una cuestión muy central y muy determinante de nuestra globalización

Nuestro mundo está definido por la violencia, raíz de las desigualdades, de la crisis medioambiental y del machismo. Por ello, el pacifismo no debe reducirse a la apuesta por una política alternativa de Defensa y de Exteriores, tiene que ser una Cultura de Paz que pueda redefinir el conjunto de las relaciones sociales, las relaciones personales y la relación de la humanidad con la Naturaleza. Sin duda, el socialismo del presente tendrá que ser no violento, en un sentido profundo, o no habrá, realmente, alternativa posible al Capitalismo.

==============

TEXTO DE IZQUIERDA UNIDA / (la selección del texto y de las imágenes, más las negritas, son mías):

Nunca como hasta ahora habíamos dispuesto de herramientas tan potentes para poder garantizar nuestro bienestar material y dedicar una parte importante de nuestro tiempo a crecer cultural e intelectualmente tanto desde el punto de vista individual como colectivo. Sin embargo, y paradójicamente, la percepción mayoritaria es que esto no es así: el siglo XXI nos sitúa ante enormes problemas e incertidumbres que tienen que ver con las crecientes desigualdades sociales, la pobreza, la escasa calidad democrática, el poder creciente de las grandes corporaciones económicas, el deterioro del medioambiente, el cambio climático, la escasa calidad de vida, la violencia, la tragedia de los refugiados y la lacra permanente de la guerra. La clave de esta paradoja es sencilla: el sistema capitalista, su organización económica y su armazón jurídico-político, pivota exclusivamente en torno a la maximización del beneficio económico individual y, a partir de ahí, provoca la concentración progresiva del poder económico y político, el perjuicio de los intereses de la mayoría y, también, el de intereses colectivos como la preservación del medioambiente

En Europa, referente mundial del capitalismo “de rostro humano”, la globalización y los cambios en la situación internacional de los últimos decenios están haciendo saltar los cerrojos del Estado Social y sumiendo a nuestro continente en una nueva situación caracterizada por la precariedad, la incertidumbre y la pérdida del control democrático sobre las grandes decisiones que nos afectan. Esta situación se ha reflejado en el ámbito político polarizando las posiciones e incrementando el interés por la política. Sin embargo, la mayoría de los países europeos han reaccionado frente a las nuevas realidades implementando mecanismos reaccionarios: “grandes coaliciones” entre partidos conservadores y socialdemócratas, aumento de la xenofobia y crecimiento electoral de la extrema derecha. Las experiencias típicamente socialdemócratas están derivando hacia lo de siempre: desmoralización de la izquierda social, gestión neoliberal de la economía y fracaso en la lucha contra la desigualdad mezclado con algunos toques de modernización y “sensibilidad” social.

Romper las limitaciones de nuestra propia organización y las que, en mayor o menor medida, caracterizan a las fuerzas europeas que se reclaman de nuestro mismo espacio político con el fin de desplegar nuestro proyecto político socialista, feminista y ecologista. – Conseguir una organización tan sólida como la que tenemos pero mucho más extensa, más activa y más presente en el día a día de las clases populares y en el conflicto social. – Hacer avanzar nuestros valores y nuestras propuestas en el terreno de la hegemonía política y cultural. – Generar mayor confianza en las clases populares adecuando nuestro discurso y nuestra práctica política y comunicativa. – Afrontar con éxito estos retos y responder a las necesidades de la ciudadanía es el eje principal sobre el que debe pivotar esta XI Asamblea.

¿Cómo se confronta la ofensiva del imperialismo y la lucha por la paz y la justicia social a nivel planetario? La dramática crisis que vive la humanidad es alimentaria, energética y financiera. Es consecuencia del sistema capitalista y ha acentuado los rasgos antidemocráticos de las instituciones internacionales, el uso de la fuerza contraviniendo el derecho internacional, el retraso en los cumplimientos de los objetivos del milenio, un aumento sustancial del gasto en armamento e I+D en programas militares, y la guerra como recurso que garantice a los países dependientes de energía contar con los canales de suministro.

En esta fase bárbara y criminal del capitalismo, no sólo se agrede al bienestar de las personas en los países desarrollados haciéndonos retroceder 40 o 50 años, sino que también se multiplican las desigualdades respecto a los países empobrecidos abandonando a millones de personas al hambre, la muerte por falta de medicación y a la pobreza extrema. En primer lugar hay que señalar responsabilidad de la UE con las causas de la migración. Las guerras promovidas por determinados estados miembros y EEUU, el empobrecimiento de determinados países por el expolio llevado a cabo por las multinacionales o el cobro de una deuda externa que sigue desangrando a los países del sur, lleva a que muchos países, principalmente del continente africano estén en una situación de pobreza y conflictos armados. Son estas guerras, el hambre y la miseria la causa de que millones de personas tengan que abandonar sus países de origen.

En segundo lugar las políticas migratorias de la UE siempre han estado supeditadas a los intereses económicos de la élite, y en demasiadas ocasiones al margen de los derechos humanos. La división entre migración regular e irregular ha permitido durante años la explotación laboral y sexual de miles de personas consideradas como “ilegales”, y se han impuesto una serie de políticas migratorias que han permitido “controlar” la entrada de migrantes dependiendo de los intereses económicos en cada momento.

Las políticas migratorias se han basado en blindar las fronteras (vallas, militarización del mediterráneo, externalización de fronteras, devoluciones en caliente) y en la criminalización y persecución de los que han conseguido entrar en la Europa fortaleza (redadas, CIEs, deportaciones, negación del derecho de ciudadanía, exclusión de los servicios públicos...).



El ataque a los derechos humanos se extiende también hacia aquellas personas migrantes que según la Convención de Ginebra deberían gozar de protección internacional, las personas refugiadas.
Sólo un cambio radical de las actuales políticas económicas y políticas exteriores de la UE podría llevar a que millones de personas no se vean forzadas a abandonar sus hogares. Desde Izquierda Unida seguimos defendiendo unas políticas migratorias basadas en el respeto a los derechos humanos. Seguimos defendiendo que ninguna persona es ilegal, el cierre de los CIEs, la apertura de vías legales para entrar en Europa, el respeto a la Convención de Ginebra, el fin de las deportaciones...

El balance de las políticas exteriores de la UE, no puede ser más negativo. Las Guerras de Iraq, Afganistán, Siria o Libia, no sólo no han conseguido “pacificar” esas zonas geoestratégicas, muy al contrario han aumentado la inseguridad y el aumento exponencial de la presencia de fuerzas del yihadismo radical y la presencia del llamado Estado Islámico o Daesh, por ello no se puede demorar por más tiempo la construcción de un Sistema de Seguridad Alternativo, sin OTAN y sin Bases Norteamericanas.

Desde Izquierda Unida planteamos que en el proceso de construcción de otro Proyecto Regional es imprescindible acabar con la actual política exterior y de vecindad de la UE para basarla en la paz, el desarme, la cooperación y las relaciones internacionales democratizadas. Este momento histórico demanda un modelo de seguridad rupturista con el actualmente existente que permita alcanzar un mundo desarmado y desmilitarizado, este modelo supondrá un ahorro de miles de millones de dólares anuales susceptibles de ser empleados en cooperación al desarrollo al tiempo que permite sostener las conquistas sociales de los países desarrollados.

Hoy más que nunca las políticas de defensa deben ser decididas con la máxima participación democrática, esto es, por decisión de la representación de la soberanía nacional, consultando mediante referéndum las grandes decisiones y abriendo la posibilidad de crear órganos consultivos con participación de investigadores por la paz, ONGs, y asociaciones interesadas en la paz y el desarme.

En nuestro contexto, la Unión Europea, diseñada por y para los mercaderes, no solo no ha contribuido a avanzar en una arquitectura democrática del mundo, en un desarme progresivo, en exigir el cumplimiento del Derecho Internacional, en la exigencia del respeto a los derechos humanos, muy al contrario ha colaborado en mantener el actual desorden internacional, las desigualdades, la guerra y la desprotección a los pueblos que demandan justicia social.

Además, la OTAN amplía sus objetivos y actúa impunemente en cualquier parte del mundo sin la autorización del Consejo de Seguridad y en contra del Derecho Internacional. La OTAN es una amenaza para la paz, una organización criminal al actuar en contra del Derecho Internacional. Por eso no podemos dejar de denunciar que cualquier posibilidad de desarrollo de una política de paz y solidaridad exige la disolución de la OTAN y el cierre de todas las bases norteamericanas desplegadas en el Mundo.


Asimismo denunciamos que el retraso en el cumplimiento de los Objetivos del Milenio es la consecuencia lógica del sistema que necesita de la expoliación de los recursos naturales de los países empobrecidos. Con tan solo una reducción del 1% del gasto militar se podría cubrir la financiación de los objetivos, por lo que calificamos la muerte de hambre como un asesinato y nos sumamos a su idea de crear un Tribunal Internacional para sentar en el banquillo tanto a los especuladores financieros como a los del precio de alimentos.

viernes, 25 de marzo de 2016

Los norteamericanos se han vuelto locos con las bases de Rota y Morón.


El periódico El País acaba de anunciar esta nueva locura militarista:

Sus misiones, obviamente, no serán solamente para operaciones antidroga, sino de "contraterrorismo, vigilancia de fronteras, policía judicial y transporte de personal diplomático".

La noticia de El País dice que no operarían aquí, pero eso no es creíble. Está claro que operarían, cuando no estén asignados a operaciones en Libia o en cualquier otro país de la ribera norteafricana, continuamente en el polígono Morón-Rota / Melilla-Ceuta.

Lo que Estados Unidos pretende traer a Rota es este tipo de temibles helicópteros en cantidad, nada más y nada menos, que de 20 unidades:

                    Sikorsky S-61                                              Boeing CH-46

El anuncio, hecho en plena crisis yihadista en el norte de Europa, tiene un alto contenido político, pues se trata de una oferta envenenada de Estados Unidos a los gobiernos europeos para librarles, supuestamente, de nuevos atentados. Es decir, es un áspero golpe de publicidad diplomática estadounidense para justificar la presencia y la superioridad norteamericana ante la UE. Si Rajoy no acepta esta solicitud de autorización por parte de EE.UU. entonces sus socios europeos le tirarán de las orejas por desguarnecer la frontera con Marruecos.

Quizás, como moderadamente dice El País, Rajoy no pueda hacer nada al respecto. Pero el altivo gesto está lanzado exactamente en el momento que más beneficia a EE.UU., que puede que busque algo más práctico que demostrarnos la conveniencia de que aceptemos todas sus condiciones, sus armas, su dirigismo estratégico, su superioridad militar... a cambio de, supuestamente, defendernos de próximos atentados. Es decir, cabe también que Estados Unidos logre, como lo ha hecho sin miramientos en Morón, endosarnos también este potente arsenal en la base de Rota precisamente porque Rajoy ya no tiene nada que perder y porque es ahora o nunca que podría colarnos de rondón -gracias a un Parlamento que no controla al ejecutivo en funciones-  este obsequio de seguridad que nos hace el Nobel de la Paz sr. Obama. Morenés, sin ir más lejos, no iría a la Comisión de Defensa a dar explicaciones de nada.

Está claro que las operaciones en Siria, Libia, Irak, etc., exigen que este imponente material -toda una flota aérea de guerra- permanezca cerca de dichas zonas de conflicto... Y quizás sea esta, quién sabe, la razón por la cual la OTAN permitió a Rajoy no apuntarse a los bombardeos en Siria, junto a Francia, cuando los atentados de París; es decir, Rajoy convenció entonces a John Kerry de no implicar a España -satisfaciendo los temores electorales del PP ante el 20D- a cambio de aceptarle ahora los 20 helicópteros en Rota o en Morón.

La locura militar continúa en Rota y en Morón con el silencio cómplice del PSOE-A y con la mirada estupefacta y atemorizada de todos los andaluces y andaluzas.

Guerra, cambio climático, xenofobia.


Aunque a poca gente parezca importarle el problema climático, y mucho menos a las enloquecidas autoridades que se cruzan de brazos ante las férreas directrices de los intereses económicos, las noticias que van apareciendo en los medios de comunicación sobre el cambio térmico en el planeta son sobrecogedoras. Los datos que circulan son sencillamente estremecedores. Y aunque caer en el milenarismo o catastrofismo es un absurdo lujo que no nos podemos permitir ya, tampoco parece razonable mantenerse impasibles o ajenos al problema. Minusvalorar este asunto para aparentar serenidad o control del aparatoso desequilibrio es tan ridículo y peligroso como la otra extrema opción fóbica contra el género humano y su supuesto destino suicida. En todo caso, y de un modo objetivo, podemos decir que la situación es bastante más que preocupante. Y no solo por el problema en sí, tan grave, sino también por la irresponsable pasividad de nuestros gobernantes que no hacen nada útil, realmente, para enderezar el ruinoso rumbo que el Capitalismo nos ha marcado a todos y a todas.





En este contexto de crisis planetaria, las guerras y la sinrazón continúan campando a sus anchas. Las fuerzas armadas belgas, asesoradas por John Kerry (EE.UU.), han decidido bombardear al ISIS en territorio sirio con sus cazas F16: http://www.clarin.com/mundo/atentados-Belgica-F-16-bombardear-ISIS_0_1546645450.html, los cuales ya estaban operando en Irak junto a los cazas holandeses. Con la aviación militar de Francia a la cabeza, Europa entera pacta con Turquía un acuerdo indigno para expulsar a refugiados de la guerra de Siria y se entrega a la vía belicista para intentar solucionar los problemas (sobre todo de cara a un electorado que se vuelve más conservador cada día). El espectáculo es sórdido donde los haya, al tiempo que en Idomeni (frontera griega con Macedonia) los refugiados sirios sufren los rigores de un rechazo histórico de Europa a los más elementales principios éticos de ayuda humanitaria.


La xenofobia crece en Europa. El llamado Informe RAXEN deja claro que sigue creciendo un clima de racismo y xenofobia en nuestro país y en toda Europa que viene a coincidir, sospechosamente, con la pasividad de los gobiernos en relación con los delitos de odio: http://www.movimientocontralaintolerancia.com/html/raxen/raxen.asp. La actitud militarista de nuestros gobiernos, sumisos a las directrices de la OTAN, lo dice todo respecto a cómo la vieja Europa pretende ahora desembarazarse de lo positivo que ha ocurrido en el norte de África y en Oriente Medio respecto a las primaveras árabes. Europa da la espalda a los aires de libertad de países que querían democracia y, a la vez, denunciaban las desigualdades sociales impuestas por tiranos sostenidos por Occidente. Europa se debate entre permitir que las organizaciones musulmanas adquieran poder en el Mediterráneo y su preferencia por gobiernos obedientes y pro occidentales. Esta es la cuestión, la vieja cuestión.

"Desde su inicio en 2011, la guerra civil siria le ha costado la vida a más de 200.000 personas y los desplazados ya se cuentan por millones. Diversas causas políticas y sociales han contribuido al conflicto, pero un nuevo estudio señala al cambio climático como la gota que pudo desbordar el vaso en el país mediterráneo, al agravar la sequía que tuvo lugar entre 2006 y 2010 hasta convertirla en la más larga y dura jamás registrada en la zona. Es, además, la primera vez que se relaciona el calentamiento global con un conflicto del siglo XXI" (http://muhimu.es/medio-ambiente/siria-cambio-climatico/#)


Ecologistas en Acción:
Fuente de la fotografía (AFP/ Daniel Mihailescu):

miércoles, 23 de marzo de 2016

Militarizar las ideas y los sentimientos... para poder justificar nuevas guerras.


Atónito, estoy asistiendo al espectáculo de TVE1 y de otros medios de información, que con acierto llaman la caverna mediática, atacando sin miramientos (y saltándose todos los códigos deontológicos de imparcialidad informativa y no intromisión política) a Podemos -y a otros muchos que no comulgamos con ruedas de molino- por no sumarse al llamado pacto antiyihadista

Ante los atentados de París y de Bruselas, la caverna mediática, broncamente manipulada por los grandes partidos políticos y los intereses de los de siempre, exige que todos se pongan firmes no ya a favor de una juiciosa actitud de frontal rechazo a los terroristas, sino también para que suscriban el modo exacto, el cuándo, el cómo, con qué código penal, etc., ha de lucharse contra el terrorismo. Nos quieren hacer creer que no cabe más opinión que la del gobierno y sus soluciones militares. El que no suscriba el militarismo tipo Aznar es alguien a quien habría que linchar por sospechoso de complicidad con los autores de las masacres de París y de Bruselas. Todos firmes. Pensamiento único. Militarización de toda reflexión posible. Mando único. Estamos en guerra. Quedan restringidas las libertades de pensamiento y expresión pública de todas aquellas ideas que no coincidan al pie de la letra con las del gobierno.

Esta actitud de los grandes medios de comunicación -que en el caso de la televisión pública TVE1 es, simplemente, intolerable- impide el debate político democrático, criminaliza a quienes no comulgan con el militarismo occidental, fomenta las opciones de confrontación bélica y hace un flaco favor a los objetivos de ayuda humanitaria a los refugiados, respeto a los derechos humanos y multiculturalidad en Europa. Claramente, hay un intento de militarizar las ideas y los sentimientos de los espectadores para poder luego los gobiernos justificar fácilmente medidas belicistas como el cierre de fronteras o la expulsión de refugiados o la acción militar directa sobre Siria, Irak, Libia, etc.

Debemos resistir a esta campaña de militarización de las ideas y los sentimientos que los poderosos han implementado sin contemplaciones, aprovechándose del gran dolor causado en París y Bruselas, a través de los medios de comunicación. Para ello pueden ayudarnos nuevos y oportunos libros como este del Centre Delàs:


---------------------

http://www.hazteoir.org/sites/default/files/adjuntos/proposicion_de_ley_reforma_delitos_terrorismo_modificada.pdf

http://www.lamoncloa.gob.es/espana/eh15/seguridad/Documents/Acuerdo%20para%20afianzar%20la%20unidad%20en%20defensa%20de%20las%20libertades%20y%20en%20la%20lucha%20contra%20el%20terrorismo%202015.pdf

Posibilidad de un atentado terrorista en la Base Aeronaval de Rota (Cádiz).


Cuando ocurrieron los atentados de París ya leímos en la prensa cosas como estas:

Ahora, tras el horrible atentado terrorista en Bruselas de nuevo se ha oído (en Espejo Público, Sexta, 23/03/2016) que el riesgo de atentado terrorista en la Base Naval de Rota es alto. Véase al respecto:
http://www.ciudaddetarifaalminuto.com/index.php/noticias/general/68817-cadiz-es-la-segunda-provincia-de-espana-con-mas-riesgo-de-sufrir-un-atentado-yihadista. Si esto ocurriera, las consecuencias, además de la pérdida de vidas humanas, sean civiles o militares, podrían ser muy graves para el entorno de la Base. El hecho de que la población de Rota esté exactamente pegada a la valla de la Base Militar aumenta sobremanera el riesgo. Varias organizaciones hemos advertido de esta situación en varias ocasiones, por ejemplo: http://www.ecologistasenaccion.es/article26364.html

La misma denuncia ha hecho el movimiento por la paz respecto al aumento de tropas estadounidenses en la base aérea de Morón: http://www.publico.es/espana/gobierno-complices-barbarie-belicista-y.html. Sorprende mucho que el gobierno no haga nada por trasladar las instalaciones militares fuera de zonas densamente pobladas como es el caso de la Bahía de Cádiz, donde vivimos alrededor de 600.000 personas.

Los pacifistas hemos condenado muchas veces el uso de la violencia venga de donde venga. Nos hemos posicionado claramente en contra de la locura homicida de los terroristas, que debe ser perseguida y juzgada por los tribunales, y en contra también del militarismo de los países occidentales que venden armas a otros países de Oriente Medio y practican guerras genocidas contra algunos de ellos (como es el caso de Irak). Estados Unidos sostiene la dictadura militar de Egipto y es un aliado de la más que agresiva dictadura de Arabia Saudí... lo que convierte a Rota en un objetivo militar de personas y organizaciones que se sienten directamente atacadas por las fuerzas norteamericanas presentes en todo el Mediterráneo y Oriente Medio.

La provincia de Cádiz podría sufrir, efectivamente, un atentado terrorista (como también se señalaba en informes del Fiscal General del Estado no hace mucho). La pregunta es si el gobierno español, al PSOE y al PP me refiero, se cruzarán de brazos respecto a la permanencia de estas grandes instalaciones militares en medio de núcleos de población tan densos como las bahías de Cádiz y Algeciras.

Defender los derechos humanos y la paz no es solamente condenar los atentados terroristas, lo cual hay que hacer sin ambages frente a unos asesinos desnortados que están segando muchas vidas de personas inocentes, es también tener un mínimo sentido de la dignidad y la coherencia y no caer en el militarismo más feroz que, regularmente, se practica desde las bases de Rota, Morón y Gibraltar.

Véase:

http://elpais.com/diario/1988/06/19/espana/582674403_850215.html (1988)

http://www.cadizdirecto.com/cadiz-segunda-provincia-espanola-con-mas-riesgo-de-sufrir-un-atentado-yihadista.html

http://www.elconfidencial.com/espana/2014-03-11/el-aumento-de-militares-de-eeuu-en-rota-y-moron-dispara-la-amenaza-de-al-qaeda_99826/

http://www.elconfidencialdigital.com/defensa/Rota-convertido-objetivo-prioritario-yihadismo_0_2264173565.html

martes, 22 de marzo de 2016

El debate sobre un hipotético nuevo ejército Catalán.



Se puede aprender mucho sobre paz y seguridad si se acude a consultar la web http://estatdepau.cat/, en donde un conjunto de personas reflexiona, propone, analiza, comparte, desarrolla, etc., puntos de vista y posicionamientos sobre paz, seguridad, ejércitos, políticas alternativas de defensa, fronteras... en el contexto del debate catalán sobre la independencia. Y ese conjunto de personas (véase: http://estatdepau.cat/primers-signants/) expresa sus opiniones desde el punto de vista del pacifismo comprometido, es decir, desde una posición contraria a un enfoque tradicional de toda nación debe tener un ejército que la defienda de otras naciones con otros ejércitos. 

Resumen su programa en diez juiciosos puntos que pueden consultarse aquí: http://estatdepau.cat/sintesi-de-les-10-tesis/, y en este manifiesto: http://estatdepau.cat/pauitreva2/

Este es, por tanto, un magnífico ejemplo de cómo el pacifismo es capaz de generar líneas críticas de reflexión y propuestas concretas de cara a la activación de nuevos mecanismos de seguridad y defensa que, en definitiva, se alejen de la concepción armada clásica de resolución de conflictos.


Recientemente han traducido al castellano un texto (pinchar aquí:
DEFENSA Y SEGURIDAD EN CATALUÑA) donde podemos leer una síntesis, en formato entrevista, de sus opiniones al respecto señaladas. Merece la pena no solamente leerlo, sino también digerirlo lentamente, reflexionándolo, para ver si en Andalucía también podríamos de alguna manera hacer propuestas y habilitar líneas de trabajo del movimiento por la paz que nos conduzcan, lo más pronto posible, por ejemplo al desmantelamiento de las bases militares de Rota, Morón y Gibraltar, así como también hacia a otras realidades de desmilitarización profunda de nuestra tierra, una desmilitarización que tanto necesitamos frente a la agresividad belicista de algunos partidos políticos de aquí y grupos empresariales que no dejan ni un segundo de fomentar o justificar la instalación de sofisticados sistemas de armas (escudo antimisiles en Rota) y de fábricas de barcos y aviones de guerra (A400M en Sevilla, por ejemplo).

He seleccionado dos párrafos de ese documento en donde, quizás, se sintetizan todas las propuestas del mismo:


-------------------------------------


-------------------------------------

Pienso que desde el punto de vista de la no violencia surgirían algunas cuestiones respecto a las concretas propuestas que se hacen: a) ¿esta propuesta de modelo de policía y de ejército no militarizado está asentada también, aunque sea en un grado menor, sobre el poder disuasor de las armas y la coacción física?, b) ¿sería posible implantar ese modelo en un estado de cosas donde el Capitalismo, como hiperparadigma, siguiese rigiéndolo todo, siguiese generando injusticias de modo estructural?, c) ¿no habría que implementar -y de qué modo- al mismo tiempo una política de cooperación internacional, una política exterior de Cataluña, que acuda, de modo preventivo, a la base de los posibles conflictos del nuevo estado con otros actores de su alrededor?, d) me pregunto, porque esto tiene mucho que ver con cualquier modelo de seguridad y defensa, cuál sería la concepción de sistema judicial y de código penal que acompañaría al modelo propuesto, e) siendo la educación para la paz la clave de bóveda de toda política de seguridad y de defensa realmente alternativa, ¿cómo se implementaría ésta en el sistema educativo, en la sociedad y en el nuevo estado catalán?, f) la descentralización de un sistema alternativo de seguridad y de defensa, es decir, su grado de participación y democratización, sería también, si se quiere de verdad dar alternativa al jerarquismo y disciplinarismo machista que actualmente caracteriza al modelo standar de seguridad y defensa, una cuestión importante a poner en marcha, pero, ¿de qué modo?, g) frente a las armas de destrucción masiva y otros muchos tipos de armas que podrían afectar a la seguridad en Cataluña, ¿de qué modo ese nuevo modelo de defensa actuaría, en el concierto internacional, de cara al necesario desarme general?, h) este modelo alternativo de defensa no tiene en cuenta que, precisamente, el establecimiento de estados definidos por banderas y fronteras tradicionales es, en sí mismo, un motivo de fondo para el surgimiento de disputas, es decir, ¿de qué forma el nuevo estado catalán se dirigiría hacia la construcción de una sociedad multicultural y multiétnica?.

En todo caso, hay que leer y reflexionar sobre todo lo que se dice en la interesante web mencionada: http://estatdepau.cat/.

------------------

El texto original citado se encuentra en:
http://estatdepau.cat/preguntes-i-respostes-sobre-defensa-i-la-seguretat-a-catalunya/

lunes, 21 de marzo de 2016

30º funesto aniversario de la OTAN.


30º ANIVERSARIO DEL REFERÉNDUM DE 12 DE MARZO DE 1986 EN QUE EL ESTADO ESPAÑOL, AL MARGEN DEL SENTIR MAYORITARIO DE LA POBLACIÓN, SE SUMÓ AL MILITARISMO DE LA OTAN.

Debido a la carrera armamentista y a las opciones belicistas que han desarrollado tanto el PP como el PSOE en los últimos 30 años, las organizaciones pacifistas, alarmadas ante la creciente espiral de violencia militar de los estados en distintos escenarios internacionales, no han podido dejar de recordar el doloroso aniversario del referéndum de la OTAN de 12 de marzo de 1986.

No es un mero ejercicio de memoria lo que les ha hecho volver a este asunto, es una denuncia de aquellos lodos lo que los ha hecho advertir a la ciudadanía de los absurdos barros bélicos con que ahora nos vemos no ya manchados, sino peligrosamente implicados: escudo antimisiles, Afganistán, Libia, Irak, Somalia, Malí, etc. El resultado real de aquel referéndum amañado ha sido la implicación de España en todas las guerras de la OTAN y, sobre todo, hacer saltar por los aires las ideas de neutralidad, paz y desarme de la mayoría de la población española; una población que, pese a todo, diría NO A LA GUERRA en marzo de 2003, poniendo contra las cuerdas el oscuro militarismo pro OTAN de José María Aznar.

En 1986, los dos grandes retos del estado español fueron la entrada en la CEE y en la OTAN. Para lo primero bastó la opción europeísta de las fuerzas políticas y de los intereses empresariales y financieros, para lo segundo, sin embargo, había que engañar al pueblo español con una finta especial: desvincular la imagen de Franco de las bases militares -construidas en 1953- que Estados Unidos había sembrado en el territorio. Es decir, había que hacer pasar las bases de Torrejón, Zaragoza, Rota y Morón, en vez de como una estrategia del dictador para obtener respaldo internacional y control político interno, como una apuesta de integración de la nueva España democrática en el área estratégica occidental. Se nos amenazó de mil formas diciéndonos que si no entrábamos en la OTAN nuestras perspectivas económicas se vendrían abajo y España quebraría. Y así el PSOE amañó un “OTAN, de entrada no” (uno de los ambiguos lemas de las elecciones generales de 1982) y la Alianza Popular del franquista Fraga Iribarne, simplemente para tratar de desestabilizar al adversario, optó por abstenerse.

El aparato del PSOE, que dudó bastante en si convocar o no el referéndum,  se entregó a fondo para convencer a los españoles y españolas de que la OTAN, finalmente, podría protegernos de los grandes conflictos que en la época se oteaban en el horizonte: la posible confrontación nuclear de los dos bloques. Y así, Felipe González, sin tener en cuenta que Gorbachov ya estaba reformando una parte del militarismo atómico de la Unión Soviética y que se avecinaba una época de distensión (hoy en día truncada por el contencioso de Ucrania) nos vendió esa gran mentira democrática con tres supuestas “condiciones” respecto a la permanencia de España en la OTAN: 1º) no inclusión de España en la estructura militar integrada de la OTAN, 2º) no instalar, almacenar o introducir armas nucleares en territorio español, y 3º) reducción progresiva de la presencia militar de EE.UU. en España.

Aquellas tres condiciones eran, ciertamente, el resultado de la misma fuerza del NO A LA OTAN, es decir, el PSOE se vio obligado a contemplarlas por la mayoritaria opinión pacifista de la población, pero supo darles un trilero vuelco político y conceptual con el objetivo de, finalmente, sortear el rechazo de la población a las bases, a EE.UU. y a la OTAN. Por escaso margen (52,54% de síes), el PSOE, con todo el aparato mediático de su lado y la connivencia de Alianza Popular, doblegó la voluntad del pueblo español y así el reino de España quedó, hasta hoy, dentro de la araña negra más mortífera de la historia: la OTAN.

No pueden olvidarse todas aquellas estrategias políticas de un estado social y de derecho que aparentó ser democrático al convocar un referéndum sobre política exterior y de defensa -aunque en realidad no podía negarse a hacerlo por la gran presión que el pueblo hacía desde abajo para que así ocurriera-, pero que se volvió contra la voluntad mayoritaria mediante una flagrante mentira que el PSOE, casi a última hora, impuso a todos, traicionando su propia trayectoria y los ideales de paz y desarme de la ciudadanía… sin contar el hecho de que ya el presidente Calvo Sotelo convirtió a España en el 16º integrante de la OTAN en 30 de mayo de 1982.

También es corrupción política, y de un carácter muy grave, el hecho de que aquellas tres condiciones hayan sido violadas una tras otra. Es decir: 1º) España acabó ingresando plenamente en la estructura militar integrada de la OTAN en 1 de enero de 1999, 2º) España ha seguido recibiendo submarinos nucleares en Rota y Gibraltar, sin contar con la total ocultación de datos acerca de otras posibles realidades técnicas relacionadas con armas de destrucción masiva en suelo español, 3º) España ha permitido el aumento de tropas en Morón y en Rota, más el escudo antimisiles en Rota, etc.

El coste económico de la permanencia de España en la OTAN ha sido muy alto, por ejemplo en la política de compra de armas: actualmente padecemos una deuda de unos 30.000 millones de euros por este concepto. Respecto a la participación española en las operaciones bélicas bajo amparo de la OTAN el erario español se ha dejado por el camino alrededor de unos 10.000 millones de euros desde 1990 hasta nuestros días. Además, el sostenido aumento del gasto militar español, o bien la resistencia de los presupuestos militares a no ser recortados, así como el incremento de las exportaciones españolas de armas -que suponen un claro detraimiento de recursos económicos para invertir en empleo civil- son consecuencias negativas de la permanencia de España en la OTAN. Y todo ello, sin contar con las consecuencias diplomáticas y pésima imagen que los países del norte de África tendrán de un estado español que se ha destacado a lo largo de estos años por su apuesta por el control militar estadounidense del mare nostrum.

En el conflicto sirio -en el que el PP y el PSOE no se han atrevido, tras los atentados de París, a enviar cazabombarderos- se está viendo cómo las estrategias de la OTAN se muestran inútiles para detener la sangría y la inmensa ola de refugiados que se está produciendo. Por tanto, debido a su inutilidad, a su inmenso coste económico y despilfarro de recursos, a las consecuencias políticas negativas en el plano internacional, a los cientos de miles de muertes que ha provocado durante estos años en tantos conflictos, a su contribución diaria al aumento de las tensiones militares en el mundo, creemos que la OTAN debe disolverse y dar paso al protagonismo de la solidaridad internacional entre los pueblos.

Europa no puede mantener una línea de política exterior y de defensa al margen de la OTAN si la OTAN sigue existiendo. Por ello, no hay que suscribir ninguna modalidad e integración de España en la OTAN y si España ya pierde mucho con la OTAN, la Andalucía bestialmente militarizada de hoy lo pierde todo. Recordemos este aniversario con tristeza y dispongámonos a intensificar el trabajo por la Paz, desde Andalucía, hacia todos los pueblos hermanos del Mediterráneo y Oriente Medio, haciendo un llamamiento a las organizaciones políticas de Andalucía a que trabajen por el desmantelamiento de las bases militares de Rota, Morón y Gibraltar.


En el 30º aniversario del referéndum de la permanencia de España en la OTAN repitamos alto y claro: OTAN NO, BASES FUERA.

viernes, 18 de marzo de 2016

¿Enviará España, por orden de la OTAN, algún buque de guerra al Egeo contra los refugiados sirios?.

El Partido Popular -y a su cabeza el inefable ministro de Defensa Pedro Morenés- sigue haciendo de las suyas a cada minuto:


El gobierno en funciones se dedica a gobernar (aunque en este momento la mayoría electoral del país no le respalda) creyendo que puede hacer lo que le venga en gana pasando olímpicamente del Parlamento, es decir, creyendo que puede enviar a sus ministros a la OTAN, a la UE, etc., sin luego informar en las oportunas comisiones del Parlamento. Los medios de comunicación moderados llaman a esto "crisis institucional", pero una persona con un mínimo de sentido crítico llamaría a esto golpe de estado institucional. La situación es muy grave y se observa que es así precisamente en asuntos de estado muy relevantes como son los de Defensa.

Y en el contexto de los nuevos y nada humanitarios acuerdos de la UE con Turquía relativos a la expulsión de refugiados sirios de suelo griego y turco, la OTAN ha movido ficha y se ha implicado, junto a  FRONTEX, para situar más barcos de guerra en la zona y garantizar que esa expulsión se lleve a cabo sea como sea. La OTAN, no lo olvidemos ahora que se cumple el 30º aniversario de la integración plena de España en su sangriento seno, es la mayor organización mundial en despilfarro de recursos económicos para las guerras: http://blogs.publico.es/cronicas-insumisas/2016/03/15/la-otan-contribuye-al-militarismo/... mientras que los gobiernos europeos -que siguen aumentando sus gastos militares- escatiman esfuerzos para acoger a unas decenas de miles de personas que lo necesitan todo de nosotros. La locura de nuestros gobernantes no tiene fin, ni corazón.

España prometió acoger a 17.000 refugiados, pero solamente tiene a 18 (http://www.publico.es/internacional/cuatro-meses-despues-espana-acogido.html)... Pedro Morenés, aunque de momento solo se han adherido un buque británico y otro francés al nuevo operativo de la OTAN, aún podría anunciar, quién sabe, la participación española en esa campaña militar contra los refugiados. No lo sabemos, entre otras cosas, porque la Comisión de Defensa del pasado jueves no pudo preguntarle al ministro PORQUE PASÓ OLÍMPICAMENTE DE IR A CUMPLIR CON SUS OBLIGACIONES. ¿No fue, aparte de porque así se lo ordenara Rajoy, porque no quiso hablar de la implicación militar española en esa operación contra quienes solo piden asilo y ayuda humanitaria a Europa?.

acceso al vídeo:

==============

RECORTES DE PRENSA SOBRE LA NUEVA OPERACIÓN MILITAR DE LA OTAN CONTRA LOS REFUGIADOS SIRIOS:





=================

RECORTES DE PRENSA SOBRE LA NO COMPARECENCIA DE PEDRO MORENÉS:



jueves, 17 de marzo de 2016

Cuando Estados Unidos incendió Tokio, matando a 100.000 personas, un 10 de marzo de 1945.


El bombardeo Operación Meetinghouse en Tokyo provocó alrededor de 100.000 muertos en unas pocas horas (9-10 de marzo de 1945). De esta carnicería apenas se nos habla nunca. De hecho, el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki logra, ante todo el mundo, que no se recuerde que los gobernantes norteamericanos practicaron un genocidio sobre la población japonesa de la época más allá del horror nuclear. El lanzamiento de las bombas atómicas solamente fue un acto más de ese plan genocida. Estos hechos aún no han sido juzgados por tribunales penales internacionales y, sin duda, no habrá paz en el mundo mientras aquellos crímenes no sean juzgados.

Pero hoy ha sido Estados Unidos quien ha declarado a Daesh como organización perpetradora de genocidio... Y este pasado febrero fue la UE, la misma que firma un tratado con Turquía que dista MUCHO de la defensa de los derechos humanos y dos de cuyos miembros poseen armas de destrucción masiva, quien también declaró a Daesh como autora de crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y genocidio.

Qué rápido ven los poderosos de Occidente la viga (ciertamente la sangrienta viga en el caso de Daesh) en el ojo ajeno y qué lentos en ver los peores de los crímenes que puedan concebirse en el suyo propio; qué rápidos en intentar camuflar su terrorismo de siempre con los también crímenes -sin duda inhumanos y execrables- de los radicales que venden petróleo y compran las armas precisamente a quienes ahora, con golpes de pecho, les condenan... y qué lentos en reconocer sus horribles y numerosos crímenes de guerra.


(vídeo oficial U.S.)

             enlaces sobre el bombardeo de Tokyo:






domingo, 13 de marzo de 2016

Pilar Manjón llora a las víctimas del 11M, y Rajoy aprovecha para defender el intervencionismo militar.


En la reciente conmemoración de las víctimas de los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004 en Madrid, a pesar de que Pilar Manjón pidió que no se usara el atentado para azuzar al odio contra otros países y al belicismo, ha sido usado el recuerdo de dichos atentados por quienes, como Rajoy, representan a los poderosos y buscan justificar el intervencionismo militar occidental en otros países de Oriente Medio y, aquí en España, defienden la ley mordaza. Detrás de la intención gubernamental estaba, sin duda, su defensa cerrada del "pacto antiyihadista" que han suscrito algunos partidos políticos para promocionar acciones militares de España en países que no han sido autores de ningún atentado.



Los altos responsables políticos que son afines a la agresividad de la OTAN y defienden el intervencionismo armado como única respuesta posible frente al terrorismo yihadista saben que si no aprovechan estas circunstancias para respaldar las opciones belicistas no tendrán, entonces, mejor ocasión para presentar ante la opinión pública "la prueba" de que tienen razón. Es decir, si no presentan el 11M como una demostración de que hay que defenderse contra el terrorismo... quizás entonces ese mismo 11M podría convertirse, efectivamente, en "la prueba" de que el militarismo gubernamental solo conduce a más y más y más violencia. 

Lo principal que ha dicho Rajoy en el acto del 11M estaba centrado no en las víctimas, en su recuerdo, en el acompañamiento a las familias de los muertos, sino en defender a los militares y a la opción belicista de su gobierno. Los medios de comunicación recogían esto de un modo muy claro: http://www.lavanguardia.com/local/madrid/20160311/40360608806/rajoy-apoyo-militare-polemica-colau.html.

La torticera trampa del Partido Popular es sencilla como una piedra: quien no suscriba el belicismo de Aznar [el mismo que dijo aquello, aún no juzgado por los tribunales de justicia, de lo de las armas de destrucción masiva de Sadan Husein] está contra los militares que se juegan la vida en otros países por nosotros... Es decir, más claramente si cabe, cualquiera que opine que es urgente y exigible una política exterior y de defensa diametralmente opuesta al militarismo del Partido Popular ese es un posible aliado del yihadismo y un enemigo de España.

Ada Colau ha hecho muy bien en pedir respetuosamente a los militares que respeten los espacios educativos para fórmulas no armadas de resolución de los conflictos. Pilar Manjón ha hecho bien en denunciar el uso belicista de los atentados terroristas en Madrid y en Europa, así como en denunciar la ley mordaza. Y, denunciando la OTAN y el lobby de la industria de armas que representa el ministro Pedro Morenés, Juan Carlos Monedero [aunque muy cuidadoso con el papel de "garantizar los derechos fundamentales", según él, de los militares en la sociedad] también lo ha dejado claro:



jueves, 10 de marzo de 2016

La OTAN, esa monstruosidad que nos colaron en un referéndum amañado en 1986.

Magnífico dossier (haz click) preparado por el centro Delas de investigaciones por la Paz:


La Red Atimilitarista y Noviolenta de Andalucía también ha preparado su denuncia pública de lo que es y sigue haciendo la OTAN hoy:

RED ANTIMILITARISTA Y NOVIOLENTA DE ANDALUCÍA
http://redantimilitarista.wordpress.com

COMUNICADO DE PRENSA 
30º ANIVERSARIO DE LA AMAÑADA ENTRADA DE ESPAÑA EN LA OTAN

En el 30º aniversario del referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN de 12 de marzo de 1986, la Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucía (R.A.N.A.) recuerda el sentir mayoritario de la población por la salida de la OTAN, y cómo a pesar de haber ganado el sí por poca diferencia, los términos en los que se acordó dicha permanencia han sido reiteradamente incumplidos.

Andalucía, 10 de marzo de 2016.

[Hoy a las 19:30 h. en la Fundación Rafael Alberti en El Puerto de Santa María (Cádiz) tendrá lugar una mesa redonda donde se hablará de los 30 años de crímenes humanitarios de la OTAN y de los incumplimientos del referédum].

Las personas y las organizaciones que componemos la R.A.N.A., alarmadas ante la creciente espiral de violencia militar de los estados en distintos escenarios internacionales, con el apoyo de los gobiernos del PSOE y del PP, no podemos dejar de recordar el doloroso aniversario del referéndum de la OTAN de 12 de marzo de 1986.

No es un mero ejercicio de memoria, sino una denuncia de los absurdos barros bélicos con que ahora nos vemos no ya manchados, sino peligrosamente implicados: escudo antimisiles en Rota, tropas en Afganistán, Libia, Irak, Somalia, Malí, etc. El resultado real de aquel referéndum amañado ha sido la implicación de España en todas las guerras de la OTAN y, sobre todo, hacer saltar por los aires las ideas de neutralidad, paz y desarme de la mayoría de la población española que, pese a todo, diría un rotundo NO A LA GUERRA en marzo de 2003, poniendo contra las cuerdas el oscuro militarismo pro OTAN de José María Aznar.

Tras cambiar su “OTAN de entrada No”, en las elecciones de 1982, (año en que el presidente Calvo Sotelo convirtió a España en el 16º integrante de la OTAN), el PSOE de 1986 trató de engañar al pueblo español haciendo pasar las bases de Torrejón, Zaragoza, Rota y Morón, en vez de como una estrategia del dictador para obtener respaldo internacional y control político interno, como una apuesta de integración de la nueva España democrática. Se nos amenazó de mil formas diciéndonos que si no entrábamos en la OTAN nuestras perspectivas económicas se vendrían abajo y España quebraría. Y la Alianza Popular del franquista Fraga Iribarne, simplemente por tratar de desestabilizar al adversario, optó por abstenerse.

El aparato del PSOE, que dudó bastante en si convocar o no el referéndum (en realidad no podía negarse por la gran presión que el pueblo hacía desde abajo), se entregó a fondo para convencer a los españoles y españolas de que la OTAN, finalmente, podría protegernos de la posible confrontación nuclear de los dos bloques. Y así, Felipe González nos vendió esa gran mentira democrática con tres supuestas “condiciones” respecto a la permanencia de España en la OTAN: 1º) no inclusión de España en la estructura militar integrada de la OTAN, 2º) no instalar, almacenar o introducir armas nucleares en territorio español, y 3º) reducción progresiva de la presencia militar de EE.UU. en España.

El PSOE se vio obligado a introducir esas tres condiciones por la presión de la mayoritaria opinión pacifista de la población, que clamaba con fuerza NO A LA OTAN, pero supo darle un trilero vuelco político con el objetivo de que ganara el sí y, finalmente, sortear el rechazo de la población. El PSOE engañó al pueblo español y así ganó el SÍ por escaso margen (52,54% ), gracias al aparato mediático de su lado y a la connivencia de Alianza Popular, y desde entonces permanecemos, hasta hoy, en la araña negra más mortífera de la historia: la OTAN.

Las organizaciones de la R.A.N.A. pensamos que también es corrupción política de carácter muy grave, el hecho de que aquellas tres condiciones hayan sido violadas una tras otra. Es decir: 1º) España acabó ingresando plenamente en la estructura militar integrada de la OTAN en 1 de enero de 1999, 2º) España ha seguido recibiendo submarinos nucleares en Rota y Gibraltar (y probablemente aunque de forma oculta, la permanencia de armas de destrucción masiva en suelo español) y 3º) España ha permitido el aumento de tropas en Morón y en Rota, la escalada de aviones de EEUU con tropas a Irak y Afganistán y con detenidos de forma arbitraria destino a Guantánamo.

El coste económico de la permanencia de España en la OTAN ha sido muy alto: en cuanto a compra de armamento padecemos una deuda de unos 30.000 millones de euros. Respecto a la participación española en operaciones bélicas bajo amparo de la OTAN el erario español se ha dejado por el camino alrededor de unos 10.000 millones de euros desde 1990 hasta nuestros días. Además, el sostenido aumento del gasto militar español, así como el incremento de las exportaciones españolas de armas -que suponen un claro detraimiento de recursos económicos para invertir en empleo civil- son consecuencias negativas de la permanencia de España en la OTAN. Y todo ello, sin contar con otras consecuencias diplomáticas y la pésima imagen que los países del norte de África tendrán de un estado español que colabora con el control militar estadounidense del mare nostrum.
En el conflicto sirio las estrategias de la OTAN se muestran inútiles para detener la sangría y la inmensa ola de refugiados que se está produciendo. Debido a su inutilidad, a su inmenso coste económico y despilfarro de recursos, a los cientos de miles de muertes que ha provocado, y a su contribución diaria al aumento de las tensiones militares en el mundo, creemos que la OTAN debe disolverse y dar paso al protagonismo de la solidaridad internacional entre los pueblos.

Si España ya pierde mucho con la OTAN, la Andalucía bestialmente militarizada de hoy lo pierde todo. Por ello la R.AN.A. recuerda este aniversario con la intención de intensificar nuestro trabajo por la noviolencia y la Paz, desde Andalucía, hacia todos los pueblos hermanos del Mediterráneo y Oriente Medio, haciendo un llamamiento a las personas y a las organizaciones sociales y políticas de Andalucía a que nuestros mejores sentimientos contra las guerras se conviertan en oposición y en no colaboración con las estructuras que las generan y las mantienen, como es el caso de la OTAN.

miércoles, 9 de marzo de 2016

Oye, ¿qué tal va la construcción del avión militar A400M en Sevilla?


Últimamente se ha hablado mucho de la posible construcción de 5 buques de guerra en Navantia-Cádiz para Arabia Saudí, aunque Kuwait también está comprando a Europa ingentes cantidades de armas (http://www.defensa.com/frontend/defensa/culebron-kuwaiti-eurofighter-alarga-vn18072-vst164). Desde la APDH-Cádiz se ha divulgado este comprometido, claro y juicioso artículo acerca de los buques de guerra de Navantia-Cádiz:

Pero, además de todo eso (que no es precisamente poco), tenemos algunas noticias, menos comentadas, como son las relativas a las novedades acerca de la fabricación de un inmenso arsenal aéreo para las guerras: el A400M que se sigue fabricando en la planta que Airbus Military tiene en San Pablo (Sevilla). De este gigantesco avión (un carguero estratégico) España ha encargado la friolera de 14 unidades. El coste total de la fabricación es de más de 20.000 millones de euros.

Sin embargo, las dificultades presupuestarias y técnicas (una unidad se estrelló en Sevilla -no en el casco urbano- en junio de 2015) son continuas respecto a este injustificado movimiento armamentista de los países europeos adscritos a la OTAN. Los sobrecostes hacen de este proyecto militar una sangría para los erarios públicos. No creo que nadie sepa realmente cuáles son las cifras reales que los gobiernos europeos están pagando por esta macroinversión belicista (se habla de 8.000 millones de sobrecoste:

Para nosotros las dos preguntas clave son: ¿para qué quiere España 14 unidades de un avión pensado exclusivamente para hacer la guerra a países lejanos que no nos han declarado la guerra ni constituyen una amenaza para nosotros?, ¿cómo es posible que nuestros gobernantes despilfarren el dinero público en armas cuando lo necesitamos para las escuelas, los hospitales y la creación de empleo?. Las industrias militares no son un buen negocio porque hunden las arcas públicas dejando una deuda multimillonaria y detraen gran cantidad de recursos necesarios para otras inversiones, civiles, mucho más productivas.


Los negocios de Airbus Military Según El Mundo:

Los negocios de Airbus Military según Diario de Sevilla: