domingo, 9 de septiembre de 2018

Adelante Andalucía, sí, pero en Paz.

He firmado este manifiesto por una coalición electoral de izquierdas (partidos ecologistas, andalucistas, del 15M, de izquierda unida, etc.) que quieren un cambio para Andalucía (https://adelanteandalucia.org/). Yo también quiero ese cambio y a esas formaciones coaligadas pienso votar. Pero lo haré con un "pero" que quiero hacer público aquí.

Que este manifiesto no mencione el grave problema de la militarización de Andalucía me parece mal. Los andaluces y andaluzas no solo somos gentes sencillas que queremos trabajo, educación y viviendas dignas. También aspiramos a un mundo en paz y, por supuesto, sabemos acercar un pedazo de pan a la boca de quienes, arriesgando sus vidas, se echan al Mediterráneo para buscar una esperanza. La Paz y la Solidaridad, de las que este manifiesto no habla, son señas de identidad de Andalucía, como los colores de su bandera verde y blanca expresan claramente.

Fabricar armas de guerra para Arabia Saudí no es asumible y, además, es un peligroso agujero negro por el que el ideal andaluz se destruye. Ningún andaluz ni andaluza asume, en conciencia, que se le someta a un trabajo que sabe que será usado para sembrar muerte y destrucción en otros países. Esta es una humillación inmensa. Esta es una situación de esclavitud mucho más que dolorosa y desesperanzada. Las bases militares extranjeras atentan, de frente y por derecho, contra nuestra cultura de paz y de solidaridad. Nada más contrario a nuestra forma de ser que esas industrias de guerra y esas bases militares y lo que se hace desde ellas.

Voy a votar ADELANTE ANDALUCÍA, pero en la confianza de que todas las personas que apoyen esta candidatura por un cambio real para la mayoría no olviden, no olvidemos, que si no es en Paz y en Solidaridad Andalucía misma no es posible ni como presente de cambios concretos ni como horizonte de esperanza.




ADELANTE ANDALUCÍA

ADELANTE ANDALUCIA

Adelante se escribe con A de Andalucía. Adelante porque somos millones las personas que cada mañana cuando nos ponemos a trabajar o a buscar trabajo, a estudiar o a cuidar de los demás, por más obstáculos o dificultades que tengamos, nosotros y nosotras tiramos p’alante. Y es que esa es una forma muy nuestra de entender la vida. 
Hoy somos muchas y muchos en Andalucía quienes pensamos que tenemos por delante una oportunidad histórica para cambiar las cosas. Pensamos que somos miles las personas que sentimos que es hora de hacer algo diferente para que todo deje de ser igual. 
Vivimos en una de las tierras más ricas y bonitas del mundo. Sierra, vega, valles, marismas, campiña y litoral forman parte de un abanico de paisajes tan diverso como diversas son las formas de entender la vida en nuestra tierra. La solidaridad y vivir la vida en colectivo son valores comunes a los andaluces y las andaluzas que nos empoderan como pueblo para salir de la situación en la que nos encontramos. Porque Andalucía ante todo es una tierra integradora, que abraza y que cuida sus gentes. Esos valores pensamos que son las mejores semillas que podemos sembrar para cualquier proceso de cambio.
Una Andalucía que lleva en sus entrañas el cambio, pues sabemos que en cada pueblo y en cada ciudad existen alternativas que enseñan un camino para atajar de raíz el problema del desempleo, la desigualdad, la relación de periferia económica o el deterioro de los servicios públicos. Andaluces y andaluzas que trabajan por la agricultura ecológica. Hombres y mujeres que vuelcan sus esfuerzos en el desarrollo de las energías limpias o crean proyectos de cooperativas y economía social para ser motor de la creación de empleo en sus comunidades. Trabajadores y trabajadoras públicas que defienden los servicios públicos como nadie y son ejemplo de buenas prácticas. Hay quienes pensamos que mirar adelante es mirar a las soluciones que miles de hombres y mujeres sacan adelante día tras día Andalucía.
Sabemos que somos mayoría quienes no queremos que nuestra tierra siga estando a la cabeza del paro, la desigualdad, la precariedad y la pobreza. Somos mayoría quienes no podemos seguir viendo como todo el potencial que tiene Andalucía se desaprovecha en manos de quien sólo piensa en sus propios intereses. Somos mayoría quienes no queremos seguir permitiendo que la riqueza de nuestra tierra se quede siempre en las manos de unos pocos, mientras nos vemos obligados a soportar unas condiciones de vida insostenibles. Somos mayoría quienes queremos acabar con todos los privilegios y tener servicios públicos de calidad. Hemos entendido que las personas que queremos garantizar una vida digna para nuestra gente, somos mayoría y, por tanto, la tarea que tenemos por delante es abrir un espacio que permita a esa mayoría construir una alternativa en común.
Arrojar luz y dar voz a quienes ya están protagonizando alternativas reales para un empleo de calidad o para defender los servicios públicos. En definitiva, pasar del diagnóstico a las soluciones. Estamos convencidas que la estrategia más eficaz para construir una alternativa creíble y sólida es dar visibilidad y protagonismo a las andaluzas y los andaluces que ya están haciendo las cosas de otra manera y ofreciendo soluciones a los problemas estructurales de nuestra tierra.
Vivimos un momento histórico a la altura de aquel 4 de diciembre de 1977, cuando el Pueblo andaluz inundó las calles exigiendo su Autonomía. Entonces salimos a coger las riendas del futuro de nuestra tierra, con la esperanza de que el autogobierno nos permitiría acabar con los graves problemas de Andalucía. Hoy, más de 40 años después, luchamos por un proyecto que nos permita, como dijera Carlos Cano, "quitar las penas y quitar el hambre"; un proyecto que fue enterrado y aparentemente olvidado después de casi 4 décadas de gobiernos del PSOE. Andalucía necesita una alternativa de futuro al PSOE, pero esa alternativa no puede pasar por las derechas. Hay que levantar un dique de contención a las políticas de PP y Cs y al mismo tiempo ofrecer una alternativa a Susana Díaz para que Andalucía deje de mirar al pasado y pueda mirar adelante.
Hay quienes pensamos que este proceso no solo trata de poner de acuerdo a unas u otras organizaciones, sino que se trata de poner de acuerdo a la gente corriente y poner en el centro a Andalucía. Por eso, la misma diversidad que muestra nuestra tierra debe proyectarse en una confluencia amplia de mayorías, donde no sobra nadie, donde estemos todas y todos los que queremos un cambio y no un recambio.
Adelante Andalucía, quienes firmamos esta carta abierta hacemos una llamada al conjunto de la ciudadanía andaluza para crear un espacio de participación de todas aquellas personas que están cansadas de ver como Andalucía se gestiona como un cortijo del que unos pocos sacan beneficio.
Una llamada a todas esas personas que no quieren que otra generación se vea obligada a emigrar de Andalucía para poder ganarse la vida fuera de su tierra. Una llamada a organizaciones políticas, sindicales y vecinales, al movimiento feminista, al movimiento por las pensiones, a la lucha por la vivienda, a colectivos ecologistas, y a todos los colectivos que luchan cada día por una Andalucía mejor.
Tenemos el convencimiento de que un proceso real de confluencia se hace construyendo espacios amables en los que nadie sobra, donde no caben los vetos, donde existe una clara voluntad de unión, de escucharnos y reconocernos en la diversidad de culturas y formas de entender el mundo.
Nos hemos unido con la esperanza de poder dar comienzo a una marea verde, blanca y verde, que logre inundar de nuevo nuestra tierra de ilusión por un cambio posible y necesario. Desde Andalucía, porque que nadie mejor que las andaluzas y los andaluces saben lo que necesita nuestra tierra. Y lo vamos a hacer cómo lo hacemos todo todos los días, con nuestro esfuerzo y nuestro trabajo, pero con una ilusión común, es el momento de mirar Adelante Andalucía.

viernes, 7 de septiembre de 2018

No, no y no a fabricar armas para las guerras.

-Un viejo trabajador de Navantia habla alto y claro:
https://www.apdha.org/cadiz/?p=2907
-Ecologistas en Acción:
https://www.ecologistasenaccion.org/?p=105230
-Rafael Lara (APDH-Cádiz):
https://www.lavozdelsur.es/a-la-deriva-sobre-unas-corbetas/
-CGT+Autonomía Obrera: No a la venta de armas a Arabia Saudí:
http://insurgente.org/los-sindicatos-de-clase-cgt-y-autonomia-obrera-ante-la-venta-de-armas-a-cambio-de-trabajo-en-astilleros/
-En 1977 los trabajadores de astilleros dijeron NO a Pinochet:
https://www.lavozdelsur.es/entre-barcos-y-dictaduras-cuando-los-astilleros-de-cadiz-hicieron-huelga-contra-pinochet/
-Nazanín Armanian: Lo más grave en la venta de armas a Arabia Saudí:
https://blogs.publico.es/puntoyseguido/5184/saben-cual-es-lo-mas-grave-en-el-asunto-de-venta-de-armas-a-arabia-saudi/
-Una reflexión del andalucista Isidoro MOreno:
http://portaldeandalucia.net/opinion/columnas/el-falso-dilema/
-Texto de "Plataforma Sevilla contra la guerra":
https://www.facebook.com/Plataforma-de-Sevilla-contra-la-guerra-Andaluc%C3%ADa-por-la-paz-1693214520947997/
-Pere Ortega (Centre Delàs d'Estudis per la Pau):
https://blogs.publico.es/cronicas-insumisas/2018/09/11/obreros-armas-y-arabia-saudi/


Hace unos días (https://www.huffingtonpost.es/2018/09/04/defensa-paraliza-la-venta-a-arabia-saudi-de-400-bombas-de-precision-que-se-podrian-usar-para-atacar-yemen_a_23516003/), parece que a instancias de la ministra de Defensa, el gobierno de España ha declarado que podría denegar el permiso de exportación de 400 bombas de precisión (de fabricación estadounidense y propiedad del ejército español) con destino a Arabia Saudí -que ya abonó a España por ello 9,2 millones de euros-, formándose un gran revuelo mediático y un debate de fondo acerca de nuestra participación en las guerras. Al igual que en la cuestión de los movimientos migratorios y nuestra capacidad de respuesta solidaria para la acogida, en el caso de la fabricación y/o exportación de armas para las guerras lo que está en juego es, efectivamente, aparte de la vida de miles de yemeníes, nuestro respeto a los Derechos Humanos y nuestras convicciones éticas. ¿Es posible una sociedad democrática, es decir, respetuosa con los Derechos Humanos, si nos vemos obligados a fabricar o exportar armas de guerra para países en dictadura y en conflicto armado abierto con otros países como es el caso de Arabia Saudí?.

El racismo y la xenofobia, de la mano de una ultraderecha que en toda Europa ha avanzado de unos años a esta parte, van abriéndose paso con el simplista, oportunista y falso argumento de que "nos invaden y nos ponen bombas", atribuyendo sin más a millones y millones de seres humanos las acciones políticas de unos muy pocos cuantos, sin duda descerebrados, que han puesto bombas en puentes, avenidas o salas de fiesta en Europa. ¿Y ahora somos nosotros quienes enviamos 400 a Arabia Saudí para destinarlas a la guerra con Yemen?. 

El caso, el importante caso que estamos tratando, es que ahora Arabia Saudí (http://www.eleconomista.es/economia/noticias/9372604/09/18/Arabia-Saudi-es-el-quinto-mayor-comprador-de-armamento-espanol.html) podría contestar al estado español con un "bien, de acuerdo, suspendamos también el contrato de la construcción de 5 buques para nuestra Marina de Guerra". Aunque, como es sabido, el gobierno del PSOE no ha tardado mucho en decir (véase por ejemplo https://elpais.com/politica/2018/09/07/actualidad/1536321327_059352.html) que no pondrá en peligro el multimillonario contrato de Navantia para la fabricación de buques de guerra para Arabia Saudí. Efectivamente, del PSOE que nos metió en la OTAN de forma indigna y que nos plantó el escudo antimisiles en la base de Rota pero llenándose la boca, al mismo tiempo, con la mística "alianza de civilizaciones", ¿qué podemos esperar?.

La actitud de Podemos en Cádiz (https://www.infodefensa.com/es/2018/09/07/noticia-alcalde-cadiz-nuevo-modelo-navantia.htmlhttps://www.eldiario.es/andalucia/cadiz/alcalde-Cadiz-antepone-trabajo-dilema_0_811919512.html) y en Andalucía (https://andaluciainformacion.es/cadiz/774291/podemos-entiende-que-los-trabajadores-de-navantia-se-movilicen/) parece decantarse también a favor de las demandas de empleo de los trabajadores de Navantia en la Bahía de Cádiz, sin tener en cuenta el peligroso compromiso que significa vender armas a un país en dictadura y en guerra como Arabia Saudí.



Nadie puede aprobar, en su conciencia, en su fuero interno, mirando de frente al espejo de su propia ética, la fabricación de armas para las guerras. Creo que la mayoría de los gaditanos también piensa que esos buques de guerra no deben fabricarse en Navantia. La posición de los trabajadores que reclaman ese tipo de carga de trabajo es comprensible debido a la feroz situación social de desempleo que se padece en la provincia de Cádiz, pero no es asumible políticamente por nadie , no es aceptable éticamente y no es viable desde el punto de vista de los Derechos Humanos. La posición política de la monarquía española (Juan Carlos I y Felipe VI) a favor de Arabia Saudí es un atentado contra la democracia. Del PSOE, aparte del inocente gesto de Margarita Robles, no espero nada:



--------------

Recordemos las implicaciones españolas en las guerras de Oriente Medio:

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Otro submarino nuclear de EE.UU. en Gibraltar: ¿un nuevo ataque USA en Siria?.


Por centésima vez ha aparecido un submarino nuclear estadounidense (que ha tenido alguna fuga radiactiva no hace mucho) en el puerto militar de Gibraltar, tal como han denunciado los grupos ecologistas-pacifistas de la zona:

ENTRADA DEL SUBMARINO:


SALIDA DEL SUBMARINO:


Los rusos y sus aliados denuncian -lo que, quizás, explicaría la presencia de este submarino de ataque USA en Gibraltar- el riesgo de inminentes nuevos bombardeos de Estados Unidos y los países de la OTAN en Siria:
https://www.hispantv.com/noticias/ee-uu-/386953/submarino-nuclear-mediterraneo-ataque-siria-rusia

SERIAS DIFICULTADES TÉCNICAS, POLÍTICAS Y PRESUPUESTARIAS EN LOS SUBMARINOS BRITÁNICOS:



ACCIDENTES RECIENTES EN EL ESTRECHO:


En abril los hábiles diputados socialistas de la provincia de Cádiz alzaron su voz (las pocas veces que esto ha ocurrido) ante el gobierno de Rajoy para que aborde la cuestión de los submarinos atómicos en Gibraltar:


A ver si ahora que el PSOE está en el gobierno podemos llegar a una solución a esta cuestión tan grave para la seguridad humana y para el medio ambiente en toda la región del Estrecho de Gibraltar. Recordemos -por su importancia histórica- esta manifestación de Andalucía contra las armas nucleares y contra el submarino británico Tireless averiado en Gibraltar en el invierno 2000-2001:

fuente de la fotografía: