martes, 4 de agosto de 2020

La abdicación de Felipe VI, la única salida.

El rey Juan Carlos I, el que seguía en Zarzuela tras su abdicación moviendo todos los hilos sin que su hijo se enterase de la misa la mitad, ha terminado escapando de mala manera a miles de kilómetros de este país con permiso del PSOE. Se veía venir. Se veía venir la peineta del PSOE a la III República. Se veía venir la traición del PSOE al gobierno de coalición.

¿Qué dirán ahora los medios de comunicación del Sistema que decían que Venezuela financiaba a Podemos?, ¿qué dirán todos ellos que en vez de desvelar al pueblo español las cloacas reales querían, aunque nadie los haya elegido electoralmente para eso, apuntalar el Sistema a base de dinamitar el gobierno de coalición?, ¿qué explicación darán a su silencio de tantos años, ocultándonos lo que en realidad pasaba en la Zarzuela?, ¿quizás nos dirán ahora algo sustancial de Juan Carlos y sus amigos de Oriente Medio y del Pentágono?, ¿quizás matizarán su panfletaria y goebbelsiana interpretación de la “modélica” transición?. Que nadie critique la “libertad de prensa”… realmente de risa !!!.

No se me quita de la cabeza esa visita, hace poco, de Felipe VI al barrio de las tres mil viviendas de Sevilla, mientras su padre reía como loco por la fortuna que atesora y él mismo, Felipe VI, cobraba unas muchas decenas de miles de euros anuales desde que tenía 9 años y era príncipe de Asturias y ahora unos 240.000 euros anuales. ¿Qué podía decirle, me refiero a algo con coherencia, a las decenas de miles de sevillanos empobrecidos un ricachón hijo de papá que nada en la abundancia desde los 9 años?. Absolutamente nada. 

¿Y la reina emérita Sofía de Grecia y Dinamarca?, ¿no sabía nada de las cuentas de su marido como le pasaba a la infanta Elena con su Urdangarín?. Esta extraña reina de Grecia, que Grecia nunca ha reconocido, ¿cuánto dinero cuesta a las arcas del pueblo español?, ¿a qué se dedica?, ¿de qué nos defiende?, ¿guardó silencio respecto a la fortuna de su marido sin decir nada a nadie para beneficiarse ella misma del lujo que Juan Carlos desbordaba?.

La llamada “casa real”, según muchos investigadores, estuvo implicada en el golpe de estado del 23-F y apoyó la entrada de España en la OTAN, en contra de la voluntad de la mayoría del pueblo español, desde el primer momento. Como militar, es decir, como el primer soldado de España, la vergüenza de ser, presuntamente, un chorizo, mancha de refilón a las Fuerzas Armadas que creyeron en él. Él hablando en la Pascua militar de entrega, lealtad, honor y disciplina… y por detrás con la manita bien untada de manteca colorá. ¿Qué pensarán ahora los militares españoles de este hombre que les ha engañado sin el más mínimo pudor?.

Pero, ¿quién está detrás de la corrupción, supuesta, de la casa real que no solo del rey Juan Carlos I?, ¿quiénes están implicados en el atesoramiento de, según se le supone, más de 2.000 millones de euros?. Porque atesorar esa fortuna no lo pudo hacer Juan Carlos a solas, él solo a escondidas desde un cuartito a oscuras. Ha debido necesitar para ello todo un equipo de personas que le han facilitado, durante años, acumular semejante cantidad de dinero. Además, ¿quiénes son los verdaderos beneficiarios de las comisiones, supuestas, que el rey iba embolsándose?, ¿quiénes eran las personas o empresas que le daban algunas cantidades para obtener a cambio otros grandes beneficios?. Ay, ay, ay, si la democracia española no respondiera a estas preguntas; ay, si el gobierno ocultara las respuestas a la ciudadanía.

Ahora vamos a ver si el Ayuntamiento de Jerez, que es la institución más cercana que tengo, no mira hacia otro lado y tiene la bondad de ponerse al lado de la democracia cambiando, como le ha pedido públicamente el Grupo de Memorialistas de Jerez, los nombres de “avenida rey Juan Carlos” y “avenida reina Sofía” por “ronda del colesterol” y “avenida 8 de marzo” (u otros nombres que se consideren oportunos). A ver si el ayuntamiento de Jerez (y el gobierno de España) hace lo que tiene que hacer. Que lo dudo teniendo en cuenta las flores -ahora ya podridas y malolientes- que le echó a Juan Carlos I cuando abdicó, diciendo que él, y no el pueblo español, había hecho posible la famosa “modélica” Transición. Tanta retórica vacía institucional no solo me aburre, sino que me da miedo por su mentirijismo compulsivo contra la verdad y las evidencias.

Ya estoy esperando a que Margarita Robles, la Ministra de Defensa del PSOE, le quite el nombre de Juan Carlos I al buque insignia de la armada española, por dignidad democrática, decencia política y respeto al pueblo español.

En fin, el caso es que aquí tenemos ahora al muerto que la momia nos dejó por herencia contra la República. Porque la casa real de los Borbones, igual que el pazo de Meirás o el Valle de los Caídos o la fortuna de la familia Franco, son, valga la tautología, realidades franquistas cuyo sentido es, por voluntad de dicha momia, ni más ni menos que evitar la república. Sí, una obviedad manifiesta, efectivamente, pero que se nos olvida cuando se nos miente a cada minuto (cantinela de los 40 años de “modélica” Transición) diciéndonos que éstos son reyes “de todos los españoles”. No, más bien los Borbones son la llave maestra que Franco impuso al pueblo español para no regresar nunca a la República, es decir, los borbones son el rejón de muerte a la democracia que puso el torerillo sangriento del 36 a nuestra historia. Los Borbones son el triunfo de Franco contra un régimen, el que nació en 1931, que para una gran parte del pueblo significaba igualdad, justicia y libertad frente a tradición nacionalcatolicista y caciquil.

Los Borbones, así es toda la “nobleza” por definición, son antidemocráticos porque nadie los ha elegido libremente. La esencia de la monarquía es, otra tautología más, la antidemocracia. Por tanto, ya es hora de que el país pueda elegir otro modelo territorial y otro modelo de estado. Pero el camino no es, como ha dicho Ada Colau, el referéndum monarquía sí o no, sino la abdicación del rey Felipe VI y la proclamación de la III República Española mediante la convocatoria de elecciones libres a la jefatura de estado, como se hace en Portugal, Francia, Italia, Alemania, Austria, Grecia, etc.

Una III República quizás podría reavivar, en estos momentos tan difíciles, las ganas del pueblo español de salir todos juntos adelante, quizás podría acabar con el estado de corrupción bestial en que vivimos, quizás podría solucionar en alguna medida el problema territorial, quizás podría sacar adelante leyes de justicia y dignidad para el pueblo español (en vez de someterlo a la precariedad más lacerante e indigna en que se encuentra ahora en manos de “los amiguetes”). Cierto que la II República no estuvo, desde luego, a la altura de las exigencias de libertad de las masas empobrecidas, matando en Casas Viejas un espíritu legítimo de rebeldía y defensa de los derechos humanos. Veamos si esta III sí lo está y nos permite al pueblo terminar con la voracidad inhumana del IBEX35, con permiso del PSOE.

viernes, 17 de julio de 2020

75º aniversario de Hiroshima y Nagasaki.

Hace 75 años atrás Estados Unidos bombardeó con armas atómicas a las poblaciones civiles indefensas de Hiroshima y Nagasaki, causando un genocidio que ha marcado la historia del planeta tanto como el holocausto judío practicado por el régimen nazi. El país que decía defender la libertad y la democracia arrasó con fuego puro las vidas de decenas de miles de ciudadanos y ciudadanas del Japón de 1945. Obama pidió perdón, pero no suprimió las armas causantes del holocausto; es decir, su "perdón" era una trampa ética, un gesto hipócrita.

En Rota, Morón y Gibraltar, seguimos teniendo tres fábricas que producen estrategia, táctica y amenaza nuclear para todo el Mediterráneo y Oriente Medio gracias, entre otras cosas, al llamado "escudo antimisiles" (que admitió Zapatero en el último minuto de su reinado) y al atraque permanente de submarinos nucleares en las estaciones navales de Rota y Gibraltar. Eso, si no hay armas nucleares (ensambladas o no) depositadas en alguna de esas bases y España sin preguntar por cortesía diplomática... No duplicar los gastos militares en España a cambio de que miremos hacia otro lado respecto a lo que hacen los "aliados" desde las bases de Andalucía. Puro PSOE. Y ahora, Marruecos aspira a llevarse la base de Rota a su costa. Qué irresponsable y belicista su dictatorial gobierno.



El caso es que debemos recordar aquellos bombardeos atómicos de 6 y 9 de agosto de 1945 para caer una y otra vez en la cuenta de que es necesario desmantelar las mencionadas bases (con capacidad atómica) y promover alguna iniciativa en el parlamento español por el desmantelamiento total no solamente de los arsenales atómicos, sino de todas aquellas instalaciones que hacen posible el despliegue real de las mismos. No hay que ser muy listo para entender que un silo atómico en Rota, aunque no tenga (supuestamente) armas nucleares dentro, es una instalación útil para poner en marcha una escalada nuclear. Una declaración política COHERENTE frente a este tipo de armas tendría que contemplar medidas COHERENTES en España...

-CENTRE DELAS:
http://centredelas.org/actualitat/el-centre-delas-se-suma-a-la-crida-de-la-peace-wave-a-actuar-per-a-leliminacio-total-de-les-armes-nuclears-en-motiu-del-75e-aniversari-dhiroshima-i-nagasaki/ 

-CARMEN MAGALLÓN:
https://www.heraldo.es/noticias/opinion/2020/07/17/hiroshima-75-carmen-magallon-en-nombre-propio-1386413.html

-SETSUKO THURLOW:
https://www.armscontrol.org/act/2020-07/features/setsuko-thurlow-remembers-hiroshima-bombing

-DECLARACIÓN SOBRE EL 75 ANIVERSARIO DE LOS BOMBARDEOS DE HIROSHIMA Y NAGASAKI:
https://www.pressenza.com/2020/07/statement-on-the-75th-anniversary-of-the-bombings-of-hiroshima-and-nagasaki/

lunes, 6 de julio de 2020

Marcha Internacional Noviolenta (Andalucía-1982)


Llegó a mis manos un folleto, que reproduzco aquí para los amantes de la historia de los movimientos sociales de Andalucía, en que se recogen las actividades que se organizaron alrededor de la "7ª Marcha Internacional Noviolenta por la Desmilitarización (Andalucía-1982)".

hacer click:

Véase:

-"Destaca, por su fuerte repercusión, la realización de la 7ª Marcha Internacional Noviolenta por la Desmilitarización del 5 al 19 de agosto de 1982 en Andalucía, organizada por grupos antimilitaristas y pacifistas de 8 países y con la participación de unos 360 activistas. El campamento se estableció en La Línea (Cádiz), realizándose acciones en La Línea, Gibraltar, San Fernando, Rota y Sevilla. La Marcha se saldó con fuertes cargas policiales, cientos de detenciones y la deportación de 41 pacifistas extranjeros, así como la permanente presencia en los medios de comunicación locales y nacionales".


-p. 168 de Crónica de un sueño. Memoria de la transición democrática en Cádiz, por Juan José Téllez

-Manifiesto de la 7ª Marcha, etc.:

-Sobre Gonzalo Arias:

jueves, 2 de julio de 2020

Armas nucleares mucho peores que la COVID-19.

De la COVID-19 se nos habla de día y de noche, pero nunca de las armas de destrucción masiva, como las armas atómicas. Qué extraño, no?. Que seamos muy responsables y nos pongamos las mascarillas, pero que no nos preocupemos por las armas nucleares...

Ahora las grandes potencias negocian alrededor del tratado Start III; ¿qué tiene que decir España al respecto, una España que está implicada en la estrategia nuclear que EE.UU. despliega en el Mediterráneo a través de las bases de Rota y Morón?



Estamos en unos momentos en que las grandes potencias nucleares forcejean entre sí con un fuego que podría arrasar todo el globo terráqueo:


-Europa junto a EE.UU.:
https://www.europapress.es/internacional/noticia-otan-aplaude-negociacion-eeuu-rusia-control-armas-nucleares-exige-sume-china-20200623182047.html

-Las amenazas contra Irán:
https://www.trt.net.tr/espanol/mundo/2020/07/02/la-alternativa-de-intervencion-en-iran-esta-sobre-la-mesa-1447379

-Las organizaciones pacifistas vuelven a pedir el DESARME:
https://www.lavanguardia.com/politica/20200702/482054615840/mas-de-150-organizaciones-piden-un-mundo-postpandemia-sin-armas.html
http://fundipau.org/carta-oberta-sobre-la-covid-19-i-el-desarmament-humanitari/


-Imagen tomada de:
http://fundipau.org/armes-nuclears-mes-modernes-i-menys-control/

-Alberto Piris:
https://www.republica.com/el-viejo-canon/2020/06/25/disuasion-nuclear-en-tiempos-de-pandemia/

-Diario Público:
https://www.publico.es/internacional/escalada-armamentistica-rusia-eeuu-mantienen-pulso-nuclear.html

-EFE:
https://www.efe.com/efe/america/mundo/eeuu-y-rusia-proseguiran-el-dialogo-washington-insiste-en-incluir-a-china/20000012-4278742

-El Diario.es
https://www.eldiario.es/politica/Rusia-acercamiento-EEUU-Nuevo-START_0_1041146297.html
https://www.eldiario.es/politica/Putin-Rusia-dispuesta-START-III_0_971152911.html



-La Vanguardia
https://www.lavanguardia.com/politica/20200417/48574597941/lavrov-llama-a-pompeo-a-prorrogar-el-start-hasta-cerrar-nuevo-tratado-desarme.html

-El País
https://elpais.com/internacional/2020-06-22/ee-uu-y-rusia-abren-la-negociacion-para-extender-el-ultimo-acuerdo-de-control-nuclear-que-mantienen.html

-Israel
https://israelnoticias.com/iran/lideres-iran-armas-nucleares/

-Setsuko Thurlow
https://www.elsaltodiario.com/armas-nucleares/setsuko-thurlow-tratado-prohibicion-armas-nucleares
https://www.youtube.com/watch?v=X1YgipJUizY



miércoles, 1 de julio de 2020

¿Beneficencia pública de caridad o servicios públicos de calidad?


Es evidente que la derecha quiere no solamente desmontar los servicios públicos a base de sucesivas, constantes y calculadas operaciones de privatización de los mismos, sino que también busca derrocar una forma de pensar, a saber, aquella que sostiene que lo público (la gestión del agua, de la sanidad, de la educación, etc.) ha de gestionarse desde lo público. Dicho de otro modo: la derecha considera que es mejor que el que quiera una pensión se la pague, si puede, a precio de oro a lo largo de una vida, en vez de que la obtenga (como un derecho reconocido fruto de la dignidad humana de la persona que la necesita) por ley y a través del presupuesto del estado. C’s, Vox y PP no solo quieren desmontar los servicios públicos, para, según ellos, avivar los negocios privados, sino que quiere desmontar una mentalidad comunalista de organizarse la sociedad, aquella que defiende lo público, lo que es de todos, como marco o fórmula de resolución de las necesidades sociales. Según estos partidos de derechas es mejor que cada uno se busque la vida, como hacen en EE.UU.; y el que no sea capaz de comprar un buen seguro médico simplemente es que es un vago…

Entonces, conforme a esta obsesión individualista del sálvese quien pueda, la derecha lo tiene muy claro: debilitar, fragmentar, romper y desacreditar los servicios públicos, a la vez que poner en marcha un sistema decimonónico de beneficencia para “los más necesitados”. Es lo que el rey Felipe VI ha venido a escenificar a Sevilla en el barrio de las 3.000 viviendas… dar caridad a los pobres luciendo tupé y carita de pena ante los periodistas.

La derecha (o el PSOE cuando hasta no hace mucho cerraba plantas de hospitales y reducía sin pudor las plantillas de médicos y profesores) sabe que para hacer eso hay que convencer a la población de que esos tijeretazos son la mejor gestión posible, la que ahorra, la que evita que los funcionarios se coman el dinero público, la que genera eficacia en la sociedad… La derecha, con sus turbios discursos y sus innúmeros casos de corrupción, se ve obligada a degradar la imagen y la calidad de los servicios públicos, a través de campañas de desacreditación, para adquirir coartadas suficientes y luego perpetrar su benéfico plan (conocido popularmente como: democracia de amiguetes).

En mi opinión, esta es la cuestión que la ciudadanía tiene que resolver… si es justo que el PP de Jerez vendiera por nada la gestión de las aguas a Aqualia. Si es justo que nuestros políticos se endeuden con los bancos (lastrando por decenas de años la capacidad municipal de ofrecer servicios públicos de calidad) para luego tener que despedir personal, o no tener ni para comprar folios en las oficinas. El Ayuntamiento en la quiebra y los bancos forrándose de dinero con intereses a tantos por ciento leoninos. ¿Cómo se organiza semejante desfalco de las arcas públicas y qué políticos consienten esta gran operación de acoso y derribo de lo público?.

Hay que defender lo público, por supuesto, pero hay que combatir también la idea de que esta sociedad es una selva donde los más avispaos deben hacer negocio con lo público, rompiéndolo y degradándolo. Porque, al igual que sabemos que los golpes de estado y las dictaduras son lo peor que nos pueda pasar, así debemos recordar cada día que la gestión pública de los bienes públicos para alcanzar el bienestar público no puede ser la carne de cañón que necesitan devorar las empresas del IBEX35 para seguir su huida hacia el infinito de las ganancias antisociales, dejando a muchos en la miseria, la emigración y la desesperación.

En la concentración del pasado martes 30 de junio en la plaza del Arenal, organizada por la plataforma “Jerez por los servicios públicos”, alguien dijo al principio del acto que ya los más mayores conocemos lo que fueron las prácticas benéficas del estado y de otras instituciones… Y es cierto, sabemos cómo funciona la mentalidad asistencial de los poderosos, cómo los de más arriba son los primeros en alentar a la caridad y a la ayuda a “los necesitados” en vez de organizar con racionalidad y eficacia las emergencias sociales y, más cotidianamente, las necesidades básicas de la gente. Todo esto lo conocemos, todo esto lo sabemos en nuestras carnes y en la vida de nuestros padres y abuelos.

La derecha propone, como ha hecho siempre, controlando las finanzas y el poder mediático, su viejo concepto de beneficencia pública acorde con su mentalidad salvaje de la sobrevivencia de los más aptos. La izquierda simplemente tiene que: a) continuar su labor pedagógica en favor del bien público, y b) poner sobre la mesa el concepto de dignidad humana, por lo demás tan ajeno a la lucha de todos contra todos que quisiera los depredadores de siempre.

Los que están a favor de enaltecer a emprendedores benéficos como Amancio Ortega, héroes no sé de qué, ya nos están demostrando, vía cambio climático o vía prohibición de la tasa Tobbin o vía descoyuntamiento del mercado laboral, lo que les importa la vida digna. No les importa nada. Destruirán el medio ambiente del planeta entero, si les dejamos, y seguirán sin piedad con su programa de recortes y de degradación del Bien Público. No les dejemos.

lunes, 22 de junio de 2020

En recuerdo de Pepe López Llamas.


Ha fallecido Pepe López Llamas, a quien mucha gente conocía con el apodo de “el palestino” porque siempre iba con un pañuelo palestino en apoyo de esa causa política. Pepe fue siempre una persona muy muy comprometida con el tejido social de Jerez y con muchas luchas sociales como el movimiento vecinal, el ecologismo, el sindicalismo y el pacifismo. Conmigo vino a muchas marchas a Rota, por ejemplo.

A Pepe, que llevaba unos años retirado del trasiego de la militancia, le recuerdo ahora, públicamente, con afecto y con respeto, pero no solo por esas luchas sociales en las que participó codo con codo conmigo y con mucha otra gente desde hace muchos años, sino sobre todo porque yo sabía muy bien que su corazón, a pesar de su carácter bastante cabezota y a veces muy apasionado, era puro y nada amigo de dobleces, ni chorradas, ni medias verdades. Nunca le gustaron las medallitas ni las carajoteces, ni la mucha gente pantufla y vacía que deambula por tantas partes. Pepe era un hombre sin dobleces, un obrero de Jerez orgulloso y firme en sus convicciones. Toneladas de políticos de esta ciudad no le llegaban a Pepe ni siquiera a la altura del tacón de sus zapatos. Yo sé quién era Pepe López Llamas, y muchos en esta ciudad también lo saben. Al pan pan y al vino vino.

A nivel personal, me ayudó mucho en muchas ocasiones porque con sus amigos era la generosidad total. Pero más allá de la ternura que yo descubrí en su corazón (repito que yo lo conocía bien) hay algo que se podía aprender con Pepe López Llamas, y era su afán incombustible de arrimar el hombro para que las cosas cambien a mejor.

No me quiero extender recordando a Pepe. No hace falta. Y a él mismo tampoco le gustaría un rollito llorón aquí en los periódicos de Jerez. Pero se merece, sobradamente, que se le recuerde al menos en este pequeño escrito: era una persona cabal, comprometida, leal y de una honestidad al cien por cien. Pero no porque yo lo diga, sino porque esto lo sabe en Jerez cualquiera que se haya tirado 30 años en las calles arrimando el hombro por la libertad (Pepe era de tradición libertaria).

Podría decir bastantes más cosas de él y contar muchas anécdotas que vivimos juntos. Pero debo ser escueto (como él me habría exigido) y añadir solo dos más. La primera es que lamento sinceramente su muerte y animo a Araceli, Laura y Pepito a seguir la senda vital, alegre y orgullosa, de Pepe López Llamas. Y la segunda es que jamás nunca olvidaré lo que me dijo una vez mirando, en su casa de Estella, un impresionante cielo lleno de estrellas (que yo creo que eso se lo repetiría, porque le encantaban las bromas, a más gente): mira, Cristóbal, ves todo eso, pues todo eso es mío, y es precioso y no pido más. Ahora él está ahí, en ese cielo radiante e inconmensurable, diciéndonos sin tonterías: a luchar.

Jamás nunca olvidaremos a Pepe López Llamas.

===========

Fuente de la fotografía (con Pepe López a la derecha de la imagen) 

viernes, 19 de junio de 2020

Colapso ecosocial, NO A LA GUERRA.

Me desespero cuando veo artículos escritos por gente a quien yo tengo como referencia ideológica positiva que no incluyen la cuestión fundamental del desarme, la militarización, la noviolencia, el cambio de modelo de Defensa, entre las claves fundamentales para emprender el camino de un cambio sistémico. Me desanimo.

Este es el caso del artículo (de obligada lectura para todos y todas) de Jorge Riechmann titulado "La crisis del coronavirus como momento del colapso social" (https://vientosur.info/spip.php?article16051), un impresionante artículo que ha sido resumido en:

 
He leído el artículo atentamente, pero no veo reflejado en él el asunto del papel de los ejércitos, las guerras, el armamentismo, etc. Para Riechmann parece que las guerras no existen en Gaia y el despilfarro de recursos vía gasto militar, tampoco. Me sorprende constatar que los millones de seres que ya mueren de hambre o enfermedades curables a lo largo y ancho del planeta no le parecen a Riechmann realidades muy semejantes a las pandémicas. El militarismo, según este artículo, no destruye la Naturaleza, ni ayuda esencialmente a mantener la depredación de recursos por parte de los países más ricos, ni está en la raíz del problema de la zoonosis, ni la guerra biológica existe... https://www.opinion.com.bo/articulo/ramona/guerra-final-libro-tiempos-crisis/20200614023051772703.html

Pero Riechmannn sí ofrece, claro, reflexiones del máximo interés: "Escribe Hibai Arbide Aza en medio de la pandemia por el coronavirus SARS-CoV-2, en la primavera de 2020: “No hay nada que me tranquilice menos que la retórica belicista, las arengas patrióticas, las metáforas bélicas y la épica de batallar contra un enemigo invisible. No es una guerra, joder...”[8]". Aunque luego Riechmann bromea un poco llamando "carrera de armamentos" a unas determinadas funciones positivas de los virus en la vida humana... "Los virus son fuente de variabilidad genética y motor de la evolución biológica, una fuerza transformadora de la vida: así que organismos como Homo sapiens también estamos aquí gracias a ellos. Gracias a los virus (y a la “carrera de armamentos” biológica que se desarrolla respondiendo a ellos) somos lo que somos". Luego Riechmann añade: "Por supuesto, esto no significa que no debamos hacer un esfuerzo social enorme y cuasi-bélico para mantener al coronavirus SARS-cov-2 fuera de nuestros cuerpos: lo estamos haciendo en 2020 para proteger a los miembros más vulnerables de nuestra comunidad, sobre todo nuestros mayores".

Creo que Riechmann no tiene en cuenta que en materia de negacionismo los humanos ya tenemos una experiencia muchísimo más profunda que la que él cita, ya que se está negando desde hace tiempo en nuestras sociedades el peligro de la hecatombe nuclear... "La cultura dominante padece un problema muy básico de negacionismo. Pero no en el que era el sentido más habitual de “negacionismo” hace veinte años (referido al Holocausto, la Shoáh), el que podríamos llamar nivel cero; ni tampoco al más corriente hoy (negacionismo climático), nivel uno; sino a un negacionismo más amplio: el negacionismo que rechaza que somos seres corporales, finitos y vulnerables, seres que han puesto en marcha procesos destructivos sistémicos de magnitud planetaria, y que hemos desbordado los límites biofísicos del planeta Tierra. Éste sería el nivel dos". Riechmann anota que: "No es casualidad ni exageración que estén organizándose movimientos sociales que incorporan la palabra “extinción” en el nombre que se dan a sí mismos, como Extinction Rebellion. Y estamos en una cuenta atrás", pero ¿cómo el movimiento antinuclear ha declinado tanto?, ¿cómo la población mundial ha dejado de mirar hacia el peligro de cataclismo atómico generalizado?.

Riechmann parece que no cae en la cuenta de que uno de los cohesionadores de este programa (en cursiva a continuación) es la fuerza militar de los poderosos: "Como viene argumentando juiciosamente Bruno Latour estos últimos años, buena parte de las clases dirigentes “ha llegado a la conclusión de que ya no hay suficiente espacio en la Tierra para ellas y para el resto de sus habitantes”[47] y por eso asumen el exterminio de la mayor parte de la humanidad (y de miles de millones de nuestros “compañeros de planeta”) dentro de su BAU (Business As Usual). Hay que considerar estos tres fenómenos como estrechamente relacionados: la huida hacia adelante del capitalismo neoliberal (materializada en los programas de jibarización de los Welfare States y la desregulación a favor del gran capital), la explosión de las desigualdades en segundo lugar, y finalmente el negacionismo climático (como expresión concreta de una más amplia denegación de todas las cuestiones de límites biofísicos que ya antes analizamos de forma somera)".

Creo que Riechmann también se equivoca al equiparar las guerras con las pandemias, pues los efectos de las primeras pueden ser infinitamente más devastadores que las segundas: "Necesitamos pues visión de conjunto, panorámica: el filósofo, la pensadora en cuanto synoptikós. Esta pandemia –como decía William E. Rees en otro de sus lúcidos artículos– es como el tráiler, sólo un avance de la película más amplia.[59] Si superamos este obstáculo en dos años, sólo será para hacer frente al siguiente: una crisis de deuda, o una crisis energética, u otra guerra más por los recursos que van escaseando… ". Pero en lo que no se equivoca Riechmann es en su observación precisa acerca de que la humanidad puede coger por la vía del pasado, es decir, la vía de la normalidad militarizada en la que ahora vivimos, o puede buscar una salida ecosocial al colapso en el que estamos.