viernes, 12 de julio de 2019

La memoria histórica ante el 18 de julio en Jerez.


   En Jerez las fuerzas conservadoras encabezadas por grandes terratenientes y empresarios, más el ejército, los falangistas y la iglesia católica de entonces, fundamentalmente, hicieron todo desde el minuto uno para ejecutar el golpe militar que los generales africanistas habían planeado contra la II República y contra los proyectos emancipadores del movimiento obrero. Porque Franco y los suyos, y esto es muy importante tenerlo presente, no solamente dispararon contra una forma de estado, el estado republicano, sino especialmente contra una forma alternativa de concebir las relaciones humanas y la cultura, es decir, contra toda filosofía de progreso, de libertad, de conciencia crítica de la realidad, de espíritu científico, de defensa de la igualdad y los derechos humanos. Por eso, no lo olvidemos, tantísimos maestros y maestras republicanos, que enseñaban esos valores, caerían en los paredones de fusilamiento. Por tanto, no fue solo un golpe militar contra una forma de estado, fue, más allá de eso, un podrido grito de viva la muerte, de 'Santiago y cierra España', de sentimientos genocidas ejecutados contra quienes se habían atrevido a denunciar la sociedad piramidal que mantenía, desde siempre, en la pobreza y la oscuridad al 90% de la población. Exterminar cualquier impulso de cambio social, esa era la cuestión para los fascistas, como ya estos habían demostrado en Italia y Alemania.

   Rápidamente en Jerez pasaron por las armas a la mayoría de los concejales republicanos y al alcalde Antonio Miguel Oliver Villanueva, 17 personas, al tiempo que organizaban un inmenso baño de sangre en todo el término municipal, incluyendo un campo de concentración en el cortijo de Vicos y centros de detención y tortura como la cárcel de Belén y el Alcázar. Este baño de sangre, capitaneado por el comandante de caballería Salvador Arizón Mejías, debió causar al menos unas 600 personas asesinadas, gran parte de los cuales asesinatos los memorialistas hemos podido documentar (véase:

   La silenciosa guerra, una cruenta guerra de retaguardia, practicada por los despiadados militares, falangistas y milicias nacionales se desarrolló en Andalucía occidental, bajo la batuta criminal de Queipo de Llano, en forma de carnicería humana, sobrepasando ampliamente los límites de lo que cualquier persona hubiera podido imaginar. No solamente se mató selectivamente para asustar a la población o a la militancia de izquierda, se mató sin límite para exterminar de raíz cualquier idea contraria al nacionalcatolicismo parafascista que sostenía las ideas que los generales sublevados habían suscrito para reconstruir esa sociedad patriarcal, catolicista, clasista y dictatorial de siempre, la misma sociedad que coronó, por los mismos motivos, la plaza del Arenal con la estatua ecuestre del dictador Primo de Rivera.

   El lamentable error de la Transición de silenciar estos acontecimientos históricos, olvidando los cuerpos de quienes yacen todavía en tantas cunetas y fosas, ha hecho que la cuestión de la memoria histórica se haya constituido desde hace unos años en un referente político ineludible para revisar a fondo nuestro devenir como sociedad y nuestros fundamentos democráticos. Pero aún algunos se atreven a llamarnos rencorosos a quienes defendemos que hay que sacar a Franco del Valle de los Caídos, que hay que sacar a Queipo de Llano de la basílica de la Macarena, o que hay que sustituir la lápida rebosante de honores militares del comandante Arizón Mejías en el cementerio municipal de Jerez por otra simplemente con su triste nombre. Aún algunos se empeñan en imponernos, aunque ya nunca lo lograrán, que hay que cerrar heridas por la vía de la “conciliación”… es decir, del silencio y de la impunidad.

   Yo no tuve ningún familiar directo a quien fusilaran o golpearan o depuraran o envenenaran o robaran o maltrataran o amenazaran o desterraran, aunque conozco relativamente bien los apuros que debió pasar mi abuelo Miguel, que fue presidente de un sindicato en los años 30, para que no lo mataran; así como sé que en su casa, bien a escondidas, se sintonizaba radio La Pirenaica. Como también mi padre me contó el daño psicológico que una prima suya, hija de 'un rojo' al que mataron, sufrió en el colegio. En mi familia directa no hubo muertos, pero me acuerdo que mi padre soñaba alguna vez con los camiones que, chorreando sangre, iban de aquí para allá por el Jerez de 1936, cuando él contaba con 5 años.

   Entonces, la carnicería genocida del 18 de julio en Jerez, y por eso he contado algunos de mis recuerdos familiares sobre el tema, no es un asunto que afecte solamente a las personas que son víctimas directas del franquismo, y que por ejemplo han pasado por las cárceles de 'los grises' en los años 60 ó 70 o principios de los 80, o solamente asunto de los familiares descendientes de las víctimas mortales cuyos cuerpos aún podrían quizás estar enterrados, quien sabe, en el ahora llamado Parque Scout. No. Aquella carnicería es asunto de todos los jerezanos y jerezanas que sabemos que no podemos seguir viviendo con dignidad política en una ciudad que aún mantiene, con el inaceptable silencio del gobierno municipal, en el pedestal del monumento ecuestre de Primo de Rivera a varios generales golpistas, entre ellos por ejemplo al que fue presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar, cuya temible necrológica puede leerse en ABC de 20 de diciembre de 1941, el teniente general Emilio Fernández Pérez.

   La memoria histórica ante el 18 de julio en Jerez exige, además de sorprenderse por que el obispo Mazuelos no haya recriminado públicamente las recientes palabras pro franquistas del que fue abad de la colegial sr. Repetto, que entre todos podamos encontrar y exhumar los restos de quienes fueron vilmente asesinados, así como darles digna sepultura. Y también la memoria histórica ante el 18 de julio en Jerez exige que el Ayuntamiento, como hizo en su momento el Parlamento de Andalucía y la Diputación de Cádiz, se adhiera a la querella argentina, elimine inmediatamente del viario público los símbolos fascistas que aún existen, etc.

   Algunos querrían convertir la memoria histórica en un acto familiar, íntimo, privado, propio solamente de los afectados directamente por aquellos inhumanos asesinatos. Querrían no hacer mucho ruido y reducir las consecuencias de aquel genocidio colectivo a acontecimientos emocionales de índole familiar basados en la mera exhumación de unos cuerpos lamentablemente olvidados. Pero la memoria histórica no es eso, no es un movimiento social concebido para poder llorar, recordar efímeramente y pasar página. No es un movimiento, que surgió al margen de las olvidadizas instancias institucionales, que tenga por objetivo único la necesaria dignificación individual de aquellas personas que mataron. No. La memoria histórica es un movimiento político colectivo, aunque no partidista, que tiene que ver, sobre todo, con la convivencia democrática de todos. Porque todos fuimos brutalmente agredidos por el fascismo. Todos estamos concernidos a mantener los mecanismos políticos democráticos que impidan que aquello se repita. Todos y todas, a día de hoy, estamos llamados a cambiar la imagen de nuestra ciudad, presidida hasta ahora por un dictador en la plaza del Arenal y por un alcalde franquista en la avenida Domecq, por una imagen de libertad y de respeto a la convivencia democrática. No hay otro camino.

   Erigir en Jerez un memorial a las víctimas en un lugar céntrico es necesario y es urgente, pero no para recordar asépticamente los nombres de aquellas personas que fueron asesinadas, sino para frenar el fascismo de hoy con las ideas de emancipación social y de libertad por las que aquellas vivieron, lucharon y murieron.

martes, 9 de julio de 2019

¿Cuánto dinero quiere el Mº de Defensa por el Rancho de la Bola?

por Agustín García Lázaro, Paco Cuevas Noa y Cristóbal Orellana


   Tanto el PP como el PSOE han sido incapaces durante varias décadas de desbloquear la reversión a manos municipales de esa instalación militar abandonada que es el Rancho de la Bola, junto al río Guadalete. Una gran finca arbolada con valores paisajísticos, ecológicos y culturales muy importantes para Jerez y El Puerto de Santa María. El Ministerio de Defensa mantiene su postura de intentar sacar la tajada de un millón y medio de euros a la ciudadanía y el Ayuntamiento de Jerez continúa esperando no sabemos qué, inactivo, arrinconado, impotente.

   Lo peor de la democracia es esto: que los ciudadanos reivindiquen por activa y por pasiva un bien público para un uso público constructivo y que las instituciones, ya del estado ya municipales, ignoren una y otra vez los argumentos, proyectos y demandas ciudadanas. Cuando esto ocurre, cuando la opinión de la ciudadanía no vale nada y se la ignora y desprecia, se termina por cruzar una peligrosa raya hacia modos de actuar dictatoriales. La opinión de los jerezanos y las jerezanas no importan absolutamente nada a quienes tienen la obligación de encontrar soluciones a un tema que debe resolverse sin más demora, después de años de espera.

   Otra consecuencia fatal derivada de esta operación especulativa del Ministerio de Defensa en Jerez -que incluye negociaciones poco claras con el Ayuntamiento, por ejemplo, con las instalaciones ecuestres del antiguo Depósito de Sementales-  es que el riesgo de que la mencionada finca salga ardiendo y quede completamente degradada es muy alto, toda vez que carece de protección tras la retirada de su valla perimetral de protección. En este sentido, el daño ecológico que estamos pagando puede ser muy alto, y, de suceder una desgracia, irrecuperable en muchos años por pérdida de la arboleda de este espacio y altamente costoso para su futura recuperación. Al final, según parece pretender Defensa, será el bolsillo de los jerezanos y jerezanas el que quede arrasado.

   Después de tantos años, nos parece contradictorio que el Ayuntamiento de Jerez tenga firmados convenios y pomposas declaraciones a favor de la Paz y el Desarme ya que cuando tiene, de verdad, que poner las cosas en su sitio y rechazar el “sablazo” que Defensa nos quiere dar con este tipo de operaciones que se han resuelto en otras poblaciones con cesiones a largo plazo de estos espacios, entonces los concejales de nuestro ayuntamiento se muestran inactivos, despreocupados, resignados. La situación es indignante por cuanto la protección del medio ambiente, los intereses de la paz, las demandas ciudadanas, las posibles ofertas educativas, culturales, medioambientales y de ocio que la recuperación del Rancho de la Bola podría ofrecer a los jerezanos y jerezanas se está dejando, denunciamos, literalmente en el cubo de la basura.

   Por estas razones, junto otros muchos ciudadanos que en su día constituyeron la Plataforma para la recuperación del Rancho de la Bola, exigimos al gobierno municipal no solamente que trabaje con firmeza para la inmediata reversión gratuita del Rancho de la Bola para Jerez, antes de que salga ardiendo, sino también que se preocupe de que el uso de las instalaciones militares semiabandonadas o con escaso uso (como Vicos, Garrapilos, Sierra de Gibalbín, Sierra de San Cristóbal…) que el ejército tiene en Jerez y sus cercanías y que son inútiles para la Defensa, sean destinadas al uso público y a fines útiles para los intereses y las necesidades culturales, medioambientales, educativas, deportivas y económicas de la ciudadanía.

   Nuestra comunidad autónoma, y no digamos la provincia de Cádiz, padece un elevado nivel de militarización con numerosas instalaciones y espacios afectados por usos de la Defensa Nacional. Las campañas institucionales a favor de las industrias militares o las bases extranjeras que, según dicen dichas instituciones, crean empleo, son intensas y cargadas de una ideología alejada de la paz y el desarme que reclaman nuestros tiempos. Solo faltaba que, además de padecer todo ello, que incluye -no lo olvidemos- riesgo nuclear en las Bahías de Cádiz y Algeciras, tuviéramos que pagar al Ministerio de Defensa de nuevo, después de haberles cedido en los años 40 muchas parcelas de nuestros pueblos y ciudades, un plus para que podamos recuperar los bienes que a todos pertenecen. No podemos permitir por ello que una finca como el Rancho de la Bola, de gran valor ecológico, quede reducida a la nada por la inactividad municipal y la voracidad especulativa de Defensa.

   Como ciudadanos que hemos trabajado durante años en la Plataforma por la Recuperación del Rancho de la Bola y del río Guadalete creemos que no se debe esperar más y pedimos que el Ayuntamiento de Jerez, con su alcaldesa al frente inicie las actuaciones necesarias para la recuperación de este espacio, petición que trasladaremos también al parlamento andaluz y al Congreso de los Diputados.



domingo, 7 de julio de 2019

Comunicado de la PLATAFORMA ANDALUZA CONTRA LAS BASES MILITARES Y POR LA PAZ.


   La Plataforma Andaluza contra las bases militares y por la paz quiere incidir sobre las informaciones publicadas recientemente en algunos medios de comunicación sobre la ampliación de efectivos militares en la Base de Rota, el aumento del presupuesto de defensa y la última “ocurrencia” del Donald Trump para que el Estado Español asuma la carga del mantenimiento de las tropas norteamericanas en nuestro territorio.

   En primer lugar, consideramos de extrema gravedad que nos enteremos por la prensa del vistobueno del Gobierno en funciones para la ampliación de efectivos militares (un destacamento de helicópteros de ataque y más personal militar) en la base de Rota. Es una nueva cesión de soberanía hacia las fuerzas imperialistas, que ni siquiera ha sido informado al Parlamento, hurtando el debate en lo que debería ser la sede de la soberanía popular. El Gobierno en funciones está siendo cómplice y colaborador necesario de las estrategias belicistas de EE.UU. y la OTAN.

   También queremos denunciar la firma por parte de la ministra de Defensa en funciones del proyecto “Futuro Sistema de Combate Aéreo” (Future Combat Air System, FCAS), que supone dedicar, junto a Francia y Alemania, 150 mil millones de euros “para afrontar la lucha de poderes en la segunda mitad del siglo XXI”: aviones legacy, satélites, armas inteligentes, buques de guerra, sistemas de comunicaciones… Se trata del llamado NGWS, Next Generation Weapon System, Sistema Armamentístico de Nueva Generación. Asistimos a un reforzamiento de la carrera armamentística para controlar el acceso a los recursos minerales y energéticos, reforzando los planes imperialistas en la zona de Oriente Medio.


   Por último, no contento con tener tropas militares en nuestro territorio, el presidente Trump se ha descolgado con una nueva exigencia: aumentar las inversiones en Defensa y gasto militar para que España se haga cargo del coste del mantenimiento de las tropas en las bases militares. Suena a la misma afrenta que impone a México para que soporte el coste de la construcción del muro en la frontera común.

   Todos estos anuncios vienen acompañados del aumento de la tensión internacional, con las amenazas bélicas del gobierno de EEUU hacia Irán, llevando al mundo a una nueva situación de guerra internacional para satisfacer sus intereses económicos y geopolíticos.

   La Plataforma Andaluza contra las bases militares y por la paz no puede permanecer impasible ante esta situación prebélica; por ello va a realizar durante este verano una campaña de información a la ciudadanía para crear las condiciones de movilización para reclamar el derecho de las andaluzas y los andaluces a vivir en paz, a construir una Andalucía que sea tierra de acogida de las personas que hoy necesitan de nuestra solidaridad, una Andalucía sin alambradas, sin racismo y sin bases militares; una Andalucía con empleo de calidad, con una industria que construya futuro y una clase trabajadora que no se vea forzada a satisfacer su justa hambre de pan, techo y dignidad a base de masacrar a otros pueblos hermanos.”

   Esta campaña de movilización consistirá en la presentación de mociones en las distintas administraciones públicas, en la convocatoria de acciones de protesta en los territorios de toda Andalucía, preparando una GRAN MOVILIZACION para otoño contra el aumento de los gastos militares y los planes de guerra imperialista.

   ¡Andalucía, tierra de paz y acogida!

   OTAN NO, Bases fuera

   7 de julio de 2019

España tiene y usa armas nucleares (que te quede claro).


   España está en la OTAN y mantiene, además, un tratado de cooperación militar con una potencia atómica como Estados Unidos, que posee varias decenas de armas nucleares en suelo europeo, y que pasea sus destructivos artilugios por las aguas y por los cielos de toda la Unión Europea. En este sentido, el estado español es poseedor, obviamente a sabiendas, del arsenal atómico de sus vecinos Francia y Reino Unido ... además de ser, directamente, plataforma de proyección de la estrategia atómica norteamericana sobre esta zona del mundo. España lo comparte todo con quienes usan las armas nucleares (actualmente EE.UU y Rusia tienen desplegadas unas 2.000 de ellas en estado de alerta) y "se beneficia" del juego de las amenazas nucleares de sus aliados de la OTAN. Por eso España se opone a un tratado de prohibición total de las armas nucleares (http://es.icanw.org/why-a-ban/positions/)

   Kazajistán acaba de ratificar la prohibición del tratado de abolición de estas armas, ¿cuándo lo hará España?: https://www.lavanguardia.com/politica/20190703/463277628861/kazajistan-ratifica-el-acuerdo-de-prohibicion-de-las-armas-nucleares.html

   Costa Rica alienta a la comunidad internacional a firmar y ratificar el tratado que se aprobó hace justo dos años: https://www.eldiario.es/politica/Costa-Rica-ratificar-tratado-nucleares_0_917259151.html

   En España, Unidas Podemos va a recordar una vez más al gobierno del PSOE que hay que apoyar las políticas de Paz apoyando el tratado de prohibición de las armas atómicas:

   Rusia y Estados Unidos permanecen en una situación de muy peligrosas amenazas mutuas quebrando los acuerdos de control de armas nucleares:


   España, prácticamente ocultando estas informaciones a la ciudadanía y hurtando el debate político nuclear a la opinión púbica, sigue incursa en las continuas, intensas y crecientes amenazas de la OTAN a Rusia (un país igualmente beligerante en materia de política militar atómica):



martes, 2 de julio de 2019

El tratado militar España-Estados Unidos: una locura atómica.

Recuerdo al presidente Zapatero amagando desobediencia a la bandera de Estados Unidos en un desfile militar en Madrid y cómo luego nos metió el golazo del escudo antimisiles en el último minuto de su mandato (https://www.youtube.com/watch?v=FkTNRI1HkEQ). Aquello, lo mismo que el "de entrada, no" de 1986, fue un horrísono canto a la antidemocracia, un duro y puro engaño a la población por parte de quien querría haber pasado a la historia como el cantor de la "alianza de las civilizaciones" y de la tolerancia, el diálogo y blablabla... Lo mismo que ahora Pedro Sánchez ha hecho con la aceptación, al margen de la ley y del parlamento español, del nuevo aumento de más armas y más tropas norteamericanas en la base aeronaval de Rota: https://elpais.com/politica/2019/06/11/actualidad/1560274768_042392.html

El PSOE y el PP siempre se llenaron la boca con la soberanía española, con la bandera de España, pero todos sabemos que es mentira y que aquí manda la OTAN incontestablemente y desde hace mucho tiempo, es decir, desde bastante más atrás que 12 de marzo de 1986.


Creo que este artículo de Juan José Téllez (enlace más abajo) sobre las bases militares y la renovación o denuncia del tratado bilateral España-USA adolece de una notable ausencia: no señala que las bases se construyeron y se desarrollaron cuando la estrategia de amenazas nucleares entre  Estados Unidos y la URSS ocupaba completamente la escena internacional, es decir, que dichas bases y dicho tratado tienen un carácter militar directamente relacionado con las amenazas nucleares. Entonces, es relevante mencionar que las bases militares y apoyo estratégico del gobierno español de Franco y de después de Franco a Estados Unidos estaba y está relacionado con la política atómica de Estados Unidos y no solamente con señorear el Mediterráneo al antojo de la Casa Blanca -efectivamente, por ejemplo, bombardeando en Siria con barcos del escudo antimisiles-.

El escudo antimisiles de Rota, no lo olvidemos, es un arma nuclear, es decir, un sofisticado complejo de artilugios enfocados a paralizar ataques nucleares en situación de conflicto nuclear. Dicho de otro modo: las bases militares españolas sirven ahora para que, en caso de ataque nuclear de Rusia, el ataque atómico de Donald Trump surta efecto y el de Putin no. En sí mismo no es un arma atómica el "escudo antimisiles", pero sí es un complejo armamentístico directamente asociado al juego de las amenazas nucleares que convierten el destino de este planeta, sin que esto al PSOE le importe un bledo, en un posible holocausto general

Este nuevo aumento de tropas y armas en la base naval de Rota hay que contextualizarlo en el actual peligroso enfrentamiento de Donald Trump contra Rusia y en el más que notable encarnizamiento de las guerras en Oriente Medio (Siria, Irak, amenaza a Irán, Afganistán...). Es un aumento de tropas y armas progresivo que tiene unos claros antecedentes en la paulatina derogación de aquellas tres condiciones del referéndum. Recordemos:


Mientras nadie que conozca un poco el tema da crédito alguno a las melifluas y titubeantes declaraciones de Margarita Robles (https://www.youtube.com/watch?v=dt07_L4WWoY), en Andalucía la resistencia ante este militarismo brutal y desenfrenado tropieza, también es verdad, contra todo tipo de obstáculos. Y no solo con los conocidos obstáculos de la losa institucional, política y mediática, sino también, particularmente, con la pesada losa empresarial (https://www.youtube.com/watch?v=hV4OtoJcauk), ya que todas estas noticias sobre el aumento de tropas norteamericanas están siendo constante y aparatosamente rentabilizadas y bendecidas directamente por el por ahora jefe de estado, el rey español (una estupenda persona que hace política pro OTAN desde que se levanta hasta que se acuesta): 
Los empresarios juran lealtad...
https://www.lavozdigital.es/cadiz/provincia/lvdi-empresarios-juran-lealtad-rota-201906282247_noticia.html

Qué lejísimos y olvidadísimos aquellos tiempos en los que se oían en el PSOE, a veces, discursos sobre la neutralidad, como los de Fernando Morán. Ahora, en este tiempo de amenazas nucleares y rearme sin freno, el PP en Andalucía y sus mensajes en favor de la industria militar nos ponen los bellos de punta (de miedo):



------------------------

Juan José Téllez: "La renovación del Tratado con EEUU, pendiente de la mayoría del nuevo Gobierno": https://www.eldiario.es/andalucia/cadiz/Rota-bases_militares-EEUU-Cadiz-Andalucia_0_915858663.html

La noticia del aumento de armas y tropas por ABC:
https://www.abc.es/espana/abci-eeuu-dotara-helicopteros-cuatro-destructores-rota-201906060328_noticia.html

Tratados España-USA, página 112 y ss. de:

http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/SalaDePrensa/Multimedia/Publicaciones/Documents/GUIA%20TRATADOS%20CON%20PAISES.PDF


Confío en que este tipo de intervenciones de hace pocos años atrás vuelvan al parlamento español y a las calles de todas las ciudades exigiendo el NO A LA GUERRA que ya el pueblo español expresó claramente en 2003:




martes, 25 de junio de 2019

El declive del pacifismo, la proliferación de las guerras.


En la X Universidad de Verano organizada por anticapitalistas no aparece ni una charla o taller sobre paz y desarme, sobre lucha antimilitarista, sobre políticas alternativas de defensa: 
https://www.anticapitalistas.org/wp-content/uploads/2019/06/Programa-X-Universidad-de-Verano-de-Anticapitalistas.pdf. No dudo que los participantes aborden bajo diversos enfoques, aunque colateralmente, la cuestión del desarme, la desmilitarización, las guerras, la exportación de armas españolas a Arabia Saudí, la ampliación de las bases de Rota y Morón, etc., pero me parece más que llamativo el hecho de que estos temas no aparezcan de modo explícito en ninguno de los títulos de las actividades y conferencias. El ecologismo, el sindicalismo, el feminismo sí; el pacifismo no. Me sorprende.

También me sorprende que en las negociaciones PSOE-Podemos no se mencione nunca esta misma cuestión del pacifismo. La lucha de Podemos por, por ejemplo, subir el salario mínimo interprofesional eclipsa de modo absoluto otras cuestiones como la política Exterior y de Defensa. ¿No debaten sobre este punto con el PSOE?. El pacifismo declina en la izquierda sin freno.

Al tiempo, mientras tanto, y teniendo en cuenta lo ocurrido en Irak y Siria, seguimos ante un escenario internacional infernal, bajo un clima de conflagración mundial sin precedentes a cuenta de las locuras belicistas de Estados Unidos. Por su parte, el militarismo galopante de Arabia Saudi y el siempre agresivo integrismo israelí hacen de la zona un polvorín mundial. La región del petróleo podría saltar por los aires... pero la izquierda en España no se pronuncia públicamente, de forma urgente, prioritaria, sobre estas cuestiones; ni convoca movilizaciones, ni siquiera analizan sus organizaciones este escenario internacional de amenazas bélicas una tras otra a una escala mortífera y creciente.

Es preocupante esta coincidencia entre el aumento del belicismo de los estados que integran la OTAN y la callada por respuesta de las organizaciones europeas de izquierda. ¿Qué está ocurriendo?.

Quizás la respuesta es compleja y encontraríamos varios factores explicativos a poco que nos pongamos a analizar la cuestión con el rigor necesario. Sin embargo, me limito aquí a señalar que esta falta de dedicación de la izquierda a los valores de desarme, cooperación solidaria y paz internacional, nos está saliendo muy cara. Si no recuperamos un masivo NO A LA GUERRA este clima acabará produciendo la eclosión del sueño de Trump y John Bolton, a saber, incendiar el planeta con sus armas nucleares y sus portaaviones matando en todas direcciones.

Las consecuencias de este escenario son ya muy diversas. Una de ellas se refiere a la proliferación nuclear:

Los ministros de Defensa de la OTAN tienen previsto aprobar mañana medidas ante el probable colapso del tratado para la eliminación de armas nucleares de medio y corto alcance (INF, por sus siglas en inglés) en agosto, si Rusia no vuelve a cumplir sus compromisos(https://www.eldiario.es/politica/ministros-OTAN-aprobaran-medidas-probable_0_913758907.html)


Estados Unidos, poseedor de un enorme arsenal de armas de destrucción masiva, no quiere que Irán pudiera producir armas atómicas (cosa que nadie desea)... pero esta grave contradicción de Estados Unidos jamás es puesta en entredicho por los medios de comunicación que nos bombardean cada día con sus noticias sesgadas. El gobierno español, PP más PSOE, guardan silencio. Podemos también.