domingo, 20 de agosto de 2017

Hace 70 años de la explosión de Cádiz, donde murieron 150 personas y quedaron heridas 5.000

La militarización de la provincia de Cádiz sigue siendo intensa y peligrosa. Solamente con citar los casos de las bases de Rota y Gibraltar, con tráfico nuclear, ya se entiende sobradamente a qué nos referimos. Pero esta militarización del territorio de la provincia de Cádiz no es nueva, como tampoco son nuevas las consecuencias que ha de pagar la ciudadanía por el afán bélico de los gobiernos. Recordemos pues qué ocurrió en Cádiz capital en agosto de 1947:




Pero los gaditanos no solamente recordamos y seguimos haciéndonos preguntas sobre el gravísimo 'accidente' que tuvo lugar en un polvorín de la Marina de Guerra en Cádiz hace 70 años, en agosto de 1947, sino que también nos preguntamos por lo que podría volver a suceder si tuviera lugar algún tipo de 'desastre' en la Base Aeronaval de Rota:




Crónica de los actos celebrados en Cádiz en agosto de 2017:




más información:


exposición en Cádiz:

viernes, 18 de agosto de 2017

El terrorismo se ceba sobre Barcelona, y las guerras más despiadadas sobre Siria, Yemen e Irak.


En general suscribo las palabras de Juan Carlos Monedero: http://blogs.publico.es/juan-carlos-monedero/2017/08/18/no-pongais-vuestras-sucias-manos-sobre-la-muerte/, quien ha denunciado con claridad:

"Las propuestas de la derecha para frenar la violencia islamista son evidentes: más insistencia en el supremacismo cristiano y occidental, más represión interna y externa, más sospechas sobre la sociedad, más ley mordaza, más desconfianza y descalificación ante los que piensen diferente y, por supuesto, más castigo militar en las sociedades rotas de Irak, Siria, Libia, Yemen o Afganistán (al tiempo que no se dirá nada sobre, por ejemplo, el gobierno de Marruecos o el de Arabia Saudí). En cambio, la derecha no estará de acuerdo en acabar con los paraísos fiscales, en dejar de vender armas a gobiernos dictatoriales, en invertir para revertir la influencia cultural del islamismo radical, en recuperar económicamente a los países donde el islamismo radical aprovecha la pobreza para extenderse y en aumentar el gasto en inteligencia y prevención como forma de prevenir atentados. Ni en reconocer que desde que se decidió invadir Irak, el mundo está mucho más roto".




Llama poderosamente la atención la cercanía temporal de este atentado con la celebración de un referéndum en Cataluña sobre la posible constitución de esa comunidad autónoma en un estado diferente a España. También llama la atención que existiendo noticias, incluso de la CIA, al respecto de células yihadistas en Barcelona (http://www.elperiodico.com/es/politica/20170817/cia-aviso-riesgo-atentado-ramblas-barcelona-6228987), el estado español no haya logrado parar esta horrible masacre. La imagen que el Mº del Interior del PP ha dado recientemente respecto al empleo de métodos totalmente ilegales para intervenir en la vida política catalana genera dudas de todo tipo. La desconfianza hacia el gobierno del PP es hoy absoluta, tanto o más que cuando los atentados de 11 de marzo de 2004 en Atocha (fruto, en buena medida, de la enloquecida política exterior de José María Aznar).

En todo caso, el terrorismo de origen fundamentalista islámico vuelve a decirle a España que apoyar las estrategias militaristas que continúan arrasando Oriente Medio con guerras (Siria, Irak, Yemen...) tiene un precio. La espiral de violencia sigue su horrible curso, y aunque el dolor que uno pueda sentir por las personas muertas y heridas sea grande, es necesario comprender debidamente los hechos en el contexto histórico de militarismo exacerbado de la OTAN hacia ciertos países de Oriente Medio. Una contextualización que, por supuesto, no traigo a colación como si pudiera servir de algún modo como justificación de esos criminales atentados; todo lo contrario, es decir, una contextualización que hay que tener en cuenta simplemente para poder comprender lo que está sucediendo en muchas ciudades de Europa.

Los asesinos que han masacrado a tantas personas en Barcelona, París, Londres, etc., merecen nuestra más absoluta condena, y desde luego nuestra exigencia de que se haga justicia contra los culpables, pero también hay que, más allá de las legítimas emociones que ahora siente la sociedad, enfrentarse sin contemplaciones a las políticas gubernamentales del PP, absolutamente militaristas, que están conduciendo las cosas hacia este tipo de respuestas salvajes por parte de seres, ciertamente con comportamientos inhumanos, como los que han actuado en Las Ramblas.

lunes, 14 de agosto de 2017

El militarismo del gobierno andaluz, las palabras de Eduardo Galeano sobre las guerras.

"Las guerras se venden con mentiras" (Eduardo Galeano)                                                   **********
Carta abierta a Susana Díaz sobre militarización de Andalucía y Cultura de Paz:
http://noviolencia62.blogspot.com.es/2017/07/carta-abierta-susana-diaz-sobre.html







jueves, 10 de agosto de 2017

Así era Hiroshima antes de caer la bomba atómica en 6 de agosto de 1945.

España no ha firmado el acuerdo de la ONU de prohibir totalmente las armas nucleares:
http://noviolencia62.blogspot.com.es/2017/07/por-fin-la-supresion-de-las-armas.html

Las gravisimas amenazas de Donald Trump:
http://www.lamarea.com/2017/08/12/debemos-impedir-que-nuestro-impulsivo-presidente-comience-una-guerra-nuclear/

     
https://hipertextual.com/juno/pacifica-vida-cotidiana-hiroshima-antes-bomba-nuclear


"El alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, pronunció la habitual declaración de paz. "El infierno", ha dicho", "no es una cosa del pasado. Mientras haya armas nucleares y los políticos amenacen con usarlas, su horror podría saltar a nuestro presente en cualquier momento".

En su discurso, Matsui también se ha referido al tratado de prohibición de las armas nucleares que ha sido aprobado por 122 países y territorios en la ONU. Entre aquellos que seguramente no lo firmarán se encuentran potencias nucleares como Estados Unidos y Rusia, así como países que dependen del escudo protector de las armas atómicas, como es el caso de Japón".


(http://www.vertigopolitico.com/articulo/48184)





Hibakushas:
http://hibakushas.arte.tv/




martes, 8 de agosto de 2017

Una vez más: hay alto riesgo de incendio en el Rancho de la Bola.

Para el Rancho de la Bola, ver por ejemplo:

------------------

CARTA AL DIRECTOR (ENVIADA A LOS MEDIOS EN 8-8-2017)

   Los ciudadanos hemos denunciado el peligro de incendio en el Rancho de la Bola, situado justo al lado de la barriada de El Portal, y no pasa absolutamente nada ni aunque lo hayamos hecho públicamente a través de los medios de comunicación. No pasa nada de nada, absolutamente nada, si decimos que el Mº de Defensa no tiene planes de conservación de dicha finca, aún de su propiedad, ni de conservación de su masa arbórea y que el riesgo de incendio es muy alto.

   Cuando esto ocurre entonces está pasando algo más grave todavía, si cabe, que el riesgo de incendio en el Rancho de la Bola. Y lo que está pasando es que una parte de la Administración Pública está actuando políticamente contra las denuncias ciudadanas que, por algún extraño motivo, le vienen mal, o no le gustan, o le incomodan también por motivos políticos. Y en vez de actuar inmediatamente la Consejería de Medio Ambiente o el Fiscal Provincial o la alcaldesa de Jerez, ocurre que dichas instancias guardan un peligroso silencio que parece tener una clara dirección: someterse, no molestar al Mº de Defensa en sus juegos especulativos en el término municipal de Jerez.

   Si la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Jerez no actúan inmediatamente es que están haciendo dejación de sus funciones y, con descaro, juegan también a que los ciudadanos nos aburramos en nuestras reivindicaciones, denuncias, protestas, por una finca que ya debería ser municipal y que Defensa quiere vendernos a precio de oro.




   Esta forma de sepultar la voluntad ciudadana es para mí un ejemplo clarísimo de lo que el 15M dijo cien mil veces públicamente: que algunas instituciones y partidos han dejado de representarnos para convertirse, desgraciadamente, en un problema grave para los ciudadanos. Es decir: tenemos una Administración Pública, o partes de ella, que no resuelve nuestros problemas, sino que precisamente actúa políticamente contra los grupos ciudadanos sobre todo cuando estos ciudadanos, por ejemplo, ponen en entredicho los intereses del todopoderoso Mº de Defensa (en este caso dar un pelotazo de cientos de miles de euros en el Rancho de la Bola para luego poder financiar la fabricación de armas de guerra, o la presencia española en los escenarios de conflictos internacionales, etc.).

   Un Mº de Defensa que no tiene fines sociales, ni constructivos, ni democráticos (pues dan la espalda a las reiteradas peticiones ciudadanas), ni en realidad públicos, es una administración en manos de partidos políticos que pasan olímpicamente, como en este caso, de la salvaguarda de un monte arbolado como es el Rancho de la Bola. Le da exactamente igual que salga ardiendo y, pase lo que pase, no piensa en dar la más mínima explicación pública de lo que está sucediendo.

   Pero no vamos a consentir que esto siga así. La guerra del Mº de Defensa contra los ciudadanos que reclamamos cordura, cuidado del medio ambiente, empleo, cultura, actividades de ocio y deporte en el Rancho de la Bola, no puede seguir basándose en intentar sepultar nuestras voces como sea y al precio que sea. El Ayuntamiento de Jerez no lo puede ni lo debe permitir y la Junta de Andalucía tiene que actuar inmediatamente. Inmediatamente.